Gracias a la ciencia y la gerontología, la esperanza de vida es cada vez mayor y esto nos lleva a reflexionar: ¿Cómo prepararnos para nuestro envejecimiento? ¿Cómo enfrentar la vejez de mis padres? ¿Cómo mejorar la calidad de vida? Muchos nuevos desafíos nos esperan y espero en este espacio poder ayudar a que todos tengamos un envejecimiento pleno y lleno de vida...
Tarde o temprano, llegará: ¡la batalla contra el tiempo, ya está perdida! Así que mejor preparémonos para disfrutar cada minuto...
Cariños,
Elia
___________________________________________________________________
VISITA MI WEB

http://www.eliatoppelberg.com/

ENVIAME TUS PREGUNTAS
eliatoppelberg@gmail.com
________________________________________

martes, 31 de mayo de 2011

Las pecadoras de María Isabel Sánchez

Este libro que acaba de presentar María, de fácil lectura, escrito con mucho humor y amor y con el objetivo de que los hombres nos entiendan un poco más. Léase, que la compresión ilumine a las relaciones de pareja.

Además del objetivo cumplido, imagino que está dirigido a las primeras décadas, por lo menos hasta los que llegan en completa ignorancia a los cincuenta.

De ahí en adelante, si hombres y mujeres no han podido llegar a una relación estable, por aquello de ¡que las mujeres son incomprensibles!, o los Hombres ¡todos iguales!, sugiero comenzar el viaje hacia dentro de cada uno.

Si nos conocemos a nosotros mismos y de allí nos relacionamos hacia afuera con la mayor integridad y honestidad posible, nos ofreceremos como seres confiables y si confiamos y confían en nosotros, el conocimiento mutuo fluirá sencillamente y no interferirá en la construcción de la tan esperada (a esa altura) relación de pareja que valga la pena ser vivida.

Mirando hacia adentro se abrirán los caminos hacia afuera ¡Coraje!

viernes, 27 de mayo de 2011

¡Voila!

Acabo de leer su libro autobiográfico, muy atractivo que muestra una vez más que cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles. E invito particularmente a todos los que vamos en camino de la longevidad a reflexionar nuestra propia síntesis para los que nos sucedan.
Transcribo la de Nelly
Queridos hijos y nietos:
Después de varias décadas, a través de este libro me atrevo a compartir mi pequeña experiencia con Uds.

1= Que la vida es “Nunca te prometí un jardín de rosas”. Es cierto, promesas aparte, la vida nos da una mano verde para que todos podamos sembrarlas, cultivarlas y gozarlas cuando están en su más grande esplendor.

2= Que nacemos solos, vivimos solos, morimos solos y, si lo aceptamos, nunca más estamos solos, ya que nos unimos a todas las almas solitarias que nos esperan. De la soledad podemos elegir su música o su silencio, y que sea nuestra dulce amiga.

3)= Que estamos hechos de tiempo y nosotros somos un principio y un fin– por eso mismo somos los recuerdos y somos el olvido. Aquí estamos para vivir cada instante valioso, como el sabio Séneca, que dijo –no es que dispongamos de poco tiempo para vivir nuestras vidas, sino que perdemos mucho tiempo para hacerlo-.

4=Que acumular riquezas materiales de nada sirve si no enriquecemos nuestro espíritu. Qué maravillosa riqueza la que está en nuestro cuerpo y en nuestra alma; la prueba está en el momento de partir, cuando dejamos un cuerpo, éste seguirá nutriendo la tierra con sus cenizas.

5= Qué importante es para nosotros y para quienes nos rodean ejercer la compasión a través de cada acto de amor. Y qué maravilloso es poder hacerlo con sentido del humor, cuyo termómetro siempre nos ayuda hasta para medir la fiebre de nuestras locas ilusiones.

6= Que este mundo es una nave misteriosa y nosotros, los navegantes podemos mirar a ambos lados del camino. Así unos podemos elegir los asientos con ventanillas del lado del paisaje del egoísmo, y otros, el lado bueno de la generosidad. De un costado se puede divisar a los dueños del planeta, del otro, a los huérfanos y a los desposeídos de este mundo.

7= Que tardamos en aprender que la felicidad no está en ninguna parte que no sea dentro de nosotros.

8=Que nos demoramos en transmitir esta felicidad a los demás, en especial a quienes la siguen buscando fuera de sí. La felicidad es una flor, pero no está en un jardín; la felicidad es un libro, pero no está en ninguna biblioteca; la felicidad es una diosa, pero no está en ningún otro templo que no sea el de nuestra mente.

Dicho sea de paso, la palabra felicidad en francés se dice “bonheur”, Buenas Horas.

Por último, unas palabras de Deepak Chopra me ayudan a terminar este prólogo: “El pasado es historia; el futuro, un misterio; el hoy es un regalo.

Hijos y nietos míos, ustedes son mi regalo y yo se los agradezco con este libro y con mi consigna:

NADA SIN AMOR

lunes, 23 de mayo de 2011

La huella de Carmela por Evelin Navarro

Ver este video o leer la entrevista a Evelin, menor de 30 años, nos da un sinfín de posibilidades de reflexión.

¿Cuál será la huella que dejamos cada uno, y cuál de cada generación?

¿Cómo fue que llegamos al despilfarro consumista de hoy si sólo hay dos generaciones en el medio? ¿Hubo un malentendido y confundimos filosofía de vida con austeridad obligada por guerras?

La generación hija de Carmela ¿salió de un repollo?

Necesitamos conclusiones para hacer un cambio, cada uno tome las que desea, pero que estén al servicio de un cambio. El Planeta no va a seguir sosteniéndose de esta manera.

Para leer la entrevista y mirar el video, pulse AQUÍ

jueves, 19 de mayo de 2011

Maestra de vocación

Llamé a mi querida maestra del primario para invitarla a la conferencia de daba en O.S.D.E. y me encuentro con esta desopilante historia… esta mujer sigue siendo insistentemente didáctica.

A raíz de una columna de alumbrado que estaba con peligro de caerse, inició los reclamos correspondientes en la Municipalidad; como el reclamo no era atendido, comenzó a insistir con los reclamos que eran cada vez más seguidos.

Un día se le ocurrió cambiar de táctica y llamar por teléfono.

Con el Ingeniero Forcada, por favor…

En el momento que la comunican, escucha claramente al ingeniero decir textualmente:

-¡¡¡Otra vez esa vieja de mierda. No la soporto más, decile que no estoy, y que no estaré nunca!!!

Pero mi querida maestra, que ya tiene más de ocho décadas con toda la sabiduría y la docencia en los genes, se tomó un taxi y se dirigió rauda a la oficina.

-Con el ingeniero Forcada, por favor, de parte de la “Vieja de mierda”.

-¿Perdón? Pregunta sonrojado el secretario.

-Sí, el ingeniero me llama de esa manera…

Al instante aparece lívido el Ingeniero. -¡No sé como pedirle disculpas!

-¿Disculpas?, por qué habría de pedirlas, en Democracia todas las opiniones son válidas, y especialmente la suya me tiene sin cuidado, mi objetivo es que repare la columna porque quiero anticiparme a un eventual accidente.

-De todas maneras estoy en deuda…

-Ingeniero… no sólo hizo uso de su libertad, sino que ni siquiera me lo dijo en la cara, prefirió decírmelo al oído…

De más está decir que al otro día la columna estuvo reparada.

sábado, 14 de mayo de 2011

El sábado 14 estaré en Radio 10


A mis queridos lectores les quería avisar que este sábado 14 de mayo entre las 15 hs. y las 18 hs., me va a entrevistar María Isabel Sánchez en Radio 10 en su programa "Vivir para contarlo".
Me encantaría que lo escucharas porque tengo muchas cosas interesantes para contarte.
Te espero por la radio (la de siempre), o entrando por Internet haciendo click AQUÍ o en la imagen y luego en la flecha que te aparecerá.

Gracias
Elia

viernes, 6 de mayo de 2011

Siempre se puede estar peor…o mejor. Ud. decide

La historia de Pepe, donde nos estimula a decidir sobre nuestra vida, parece una buena noticia; sin embargo, puede no serlo, porque a la mayoría de nosotros no nos gusta, o no sabemos, o no nos enseñaron a tomar las riendas de nuestra propia vida. Por eso es que siempre esperamos que sean nuestros padres, o nuestros maridos, o nuestros gobiernos que se ocupen; de lo contrario echamos mano a la queja y ahí quedamos. No aprendimos otra cosa.

Si leemos con detenimiento y confianza en la experiencia de Pepe, estaremos iniciando un camino de crecimiento que puede no detenerse hasta el final.
video