Gracias a la ciencia y la gerontología, la esperanza de vida es cada vez mayor y esto nos lleva a reflexionar: ¿Cómo prepararnos para nuestro envejecimiento? ¿Cómo enfrentar la vejez de mis padres? ¿Cómo mejorar la calidad de vida? Muchos nuevos desafíos nos esperan y espero en este espacio poder ayudar a que todos tengamos un envejecimiento pleno y lleno de vida...
Tarde o temprano, llegará: ¡la batalla contra el tiempo, ya está perdida! Así que mejor preparémonos para disfrutar cada minuto...
Cariños,
Elia
___________________________________________________________________
VISITA MI WEB

http://www.eliatoppelberg.com/

ENVIAME TUS PREGUNTAS
eliatoppelberg@gmail.com
________________________________________

martes, 23 de diciembre de 2008

La pasión puede traer soluciones…

Es en el compartir que vamos encontrando nuevas posibilidades, a veces nos tocan pesadillas, pero en este caso mi querida amiga Marycel me envió esta información.

Quiero comentarte un encuentro que tuve con una persona conocida y lo que me contó.

Esta señora se jubiló hace dos años de una Institución Bancaria con una edad joven para renunciar a la actividad porque tenía 60 años y además había enviudado hacía muy poco de un marido tan joven como ella. Un poco antes de su jubilación ya había comenzado a complementar su vida cantando en un Coro " lo que la llenaba de felicidad” y por supuesto después de su jubilación siguió encantada.

El lunes la encuentro y por supuesto la vi maravillosa y al preguntarle cómo iban sus cosas me comenta de una nieta, su hijo bárbaro y que seguía con el Coro y todas las actuaciones que tenían (todo esto “ad-honorem” por supuesto), pero hete aquí que con otras integrantes del Coro se promocionaron para cantar en las iglesias en las bodas, se presentaron en el Hotel Sheraton una vez que hubo una presentación de todas las actividades de una boda y entregaron tarjetas y las están llamando muchísimo para cantar el Ave María.

Con esto armaron sin querer un micro-emprendimiento con lo que tienen una recaudación, hacen algo que les fascina y con ese dinero luego se van a comer o a tomar algo. Me encantó la historia y yo misma le dije lo de micro-emprendimientos lo que le causó mucha gracia pero no estuvo en desacuerdo porque me comentó que ya han ido a Fiestas de 15 años y para presentaciones de índole comercial por lo cual están aprendiendo canciones más populares pero no tanto...

"Yesterday”, “It’s a wonderful world”, y otras.... Como corolario me dice... "tomo como 20 pastillas de todo tipo pero siempre pienso que si no tuviera el Coro y la música estaría muerta..."
Marycel

Gracias a esta "jubilada" por su accionar creativo. Ella eligió el camino de honrar la vida.
La elección está en nuestras manos, de nosotros depende.


[Foto de Raquel Santana]

sábado, 13 de diciembre de 2008

La nueva vejez

Transcribo una entrevista que me hizo Paola Galano para el diario La Capital de Mar del Plata, en mi paso por la Feria del Libro.

Aceptar que la vejez es un proceso inexorable y empezar a prepararse para esa etapa de la vida es la mejor manera para reducir los conflictos que supone la longevidad, hecho clave de la medicina actual.
Así lo señaló la psicóloga Elia Toppelberg, autora de varios libros ligados a la vejez el último de los cuales es “Estoy envejeciendo…¿Qué hago?.”

La psicóloga reconoció que empezó a indagar en los efectos del paso del tiempo a partir de su propia experiencia con su madre Carmen, una mujer que vivió en su casa marplatense hasta su muerte.
“Ella empezó a tener señales difíciles, complicadas, severas” contó. “Y mi madre era un encanto, macanudísima, pero igual nos resultaban difíciles muchas situaciones de la vejez. Entonces me dije - Si a mí se me hace difícil aún llevándonos muy bien y lo tomábamos con humor, podría escribir de forma autorreferencial, pero no desde el lado del psicólogo como maestro ciruela “.

Para la especialista, ese rol del terapeuta que se aleja de los problemas comunes y que opta por dar respuestas a sus pacientes terminó por generar confusión. “Pareciera que unos tienen problemas y que otros no, y en realidad todos tenemos dificultades. Lo del psicólogo fue un malentendido: en los congresos y seminarios hablamos de lo que le pasa a la gente como si nosotros mismos fuéramos ET. Por eso decidí escribir”, explicó.

Así involucrada en su propio proceso de envejecimiento, y en el de su familia, la mujer proyectó sus dilemas en sus libros, siempre con una alta cuota de humor,, que hace más llevadero el tema. Ya editó “Mi madre envejece… ¿Qué hago?, “Mi marido envejece… ¿Qué hago?, Mi padre envejece… ¿Qué hago?-

-¿El humor es la mejor forma de abordar el tema de la vejez?
-Te diría que es la única forma, sin humor es durísimo, difícil, complicado, terrible- El humor es algo que nos permite aliviar el sufrimiento, nos junta. Eso de reírme de mí misma, de mis contradicciones. Yo estoy llena de contradicciones.

-¿Qué implica prepararse para la vejez?
-Supone una preparación física, desde ya, pero también mental y espiritual. Seguir negando la vejez no nos deja hacer estas proyecciones, esta prevención. Durante mucho tiempo no nos hicimos cargo de nosotros mismos. No nos detuvimos a pensar que somos artífices de nuestra vida y que la vida es un trámite personal, y que soy yo la responsable. Soy yo la que tiene que llegar a los 90 años. Lo mejor es ser consciente que el paso del tiempo es una batalla perdida, es inexorable, aunque parezca una frase hecha.

-¿Siempre resultó difícil entrar en la vejez o este es otro elemento nocivo que tiene la sociedad actual?
-Siempre fue súper difícil, fijate que en este momento la sociedad nos dice que tenemos que ser jóvenes, pero cuando yo era chica y no nos perseguían con eso, las mujeres no decían la edad. Esta parece ser una tara que viene de mucho tiempo atrás. Lo veo personalmente, por eso escribo desde mí, para testimoniar, no para hacerme la canchera.
Hace poco me dieron el asiento en el colectivo y con mi hija nos quedamos paralizadas. Son impactos, tengo sesenta años y me quedo desorientada con esas cosas, me dicen jubilada, me dan el asiento…todo eso me impacta. Pero la diferencia es que me ejercito en la aceptación del paso del tiempo. Realmente soy mucho mejor persona hoy que hace diez años, tengo menos miedos, más tolerancia. Eso fue gracias al paso del tiempo, porque si a los 20 o a los 30 eras diferente te querías ahorcar.

-¿Quiénes enseñan a ser viejos?
-Es que se perdió la idea del viejo dando ejemplos. ¿Cómo aprendo a ser viejo? Con los viejos alrededor, con los modelos, con el que está cercano a mí. Los viejos quieren ser jóvenes y no nos dan ejemplos de las ventajas del paso del tiempo.

-¿Aceptar el propio paso del tiempo hace que sea menos crudo ver la vejez de otros, la de los padres por ejemplo?
-Ese es el punto. Cuando empiezo a darme cuenta de que no tengo 15 años, sino 40 o 50, puedo ver que junto con la edad tengo un combo de experiencias, de errores y de amor que me vuelve a partir de lo que di. De esa manera respeto el paso del tiempo de todos.

-¿Negar la vejez esconde el miedo a la muerte?
-Absolutamente, hay quienes me dicen que no, que podría ser la necesidad de seguir con la cultura del consumo, eso de que vas a ser feliz si sos joven, eso de que te prometen una vida maravillosa si te ves joven. Pero en realidad hay un gran desconocimiento, de la muerte no se habla porque si la mencionas la estás llamando. Mi madre me decía “la muerte no es mi tema” y estaba viejita, pesaba 35 kilos. Y yo le decía, “en casa de herrero cuchillo de palo”. La vida y la muerte son casi los únicos temas.

-¿Cómo imagina un nuevo paradigma de vejez?
-El nuevo paradigma es aceptar esto que hay, aceptar la realidad, no podemos seguir viviendo con lo que a mí me gustaría que haya. Hacerme cargo de mi longevidad y aceptar que es mi decisión que la vejez sea una bendición o una pesadilla.

[Foto de AiMac]

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Para los hombres, alivio en el horizonte!

Por Gerald Secor Couzens

Los hombres, dicho con humor, pasan la mitad de sus vidas haciendo dinero y la otra mitad haciendo pis. Esto es porque después de los cincuenta muchos hombres se enfrentan con el engorroso problema llamado hiperplasia prostática .Este pequeño y progresivo agrandamiento de la próstata puede traer dificultades urinarias o dolores, que le hacen ir al baño muchas veces tanto de día como de noche..

No es un camino hacia el cáncer, pero si no se trata puede traer otras dificultades.

ming Mi padre iba al baño diez veces por noche, y decía que eso no era un problema para él, dijo el Dr. Franklin Lowe, pero desarrolló una infección en el tracto urinario durante un año y casi se muere por eso. Sorprendentemente no es el único caso.

Muchos doctores están alentando a los que consultan para que sean más proactivos para prevenir problemas crónicos en el futuro. Piedras o infecciones en vejiga o riñón a veces suele requerir cirugía

Los urólogos están comenzando a repensar los tratamientos basados en los síntomas y cuánto preocupa al que los padece.

Hay una gran diferencia entre tener síntomas y estar preocupado por ellos. Dice el Dr. Kevin McVary. Muchos van muy a menudo al baño durante las horas del sueño, pero vuelven a conciliarlo inmediatamente, por eso no están preocupados. De manera que sólo requiere un monitoreo periódico del síntoma. Pero hay otros que no se vuelven a dormir. Y esto sí les preocupa, por lo tanto eligen hacer algo.

Si bien las medicaciones no ofrecen cura, pueden tener éxito en la práctica. Hay también poco invasivas terapias que usan calor, onda corta, o lasers para aliviar la presión sobre la vejiga que reduce el caudal de orina.

Estos procedimientos ambulantes tienen un efecto de alrededor de cinco años, algunos menos.

Dr.Lowe sugiere que si se van a hacer tratamiento para mejorar, elijan el que sea para tener resultados positivos a largo plazo.

El recomienda la intervención transuretral de próstata, es una cirugía bajo anestesia, que remueve el exceso de piel de la próstata con un instrumento insertado a través del pene. Puede ofrecer alivio por diez años o más.

Robert Getzenberg profesor de urología en Baltimore observó que hombres con hiperplasia prostática sorprenden porque los síntomas urinarios continúan, aun después de haber extirpado la próstata por células cancerigenas.

Se pensaba que la hiperplasia era una enfermedad de la próstata, pero no es enteramente verdad. La próstata es un componente y la vejiga sería otro.

La vejiga puede cambiar los patrones urinarios porque esta engrosada o menos resiliente. Cuando esto ocurre, la persona siente que tiene que orinar más seguido, y el problema que parecía prostático es en realidad de la vejiga. Hay más de un tipo de hiperplasia, y requieren diferentes tratamientos.

Algunos tests genéticos pueden eventualmente dar respuestas para poder actuar mejor de acuerdo a su condición.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Espiral

Transcribo un e-mail que acabo de recibir de una lectora:

Elia:

soy Marta de Capital, he leído tu libro “Mi madre envejece, qué hago?” Quiero agradecerte y felicitarte por la forma en que lo has encarado. Me ha resultado muy útil todo lo que allí expresas. Tengo a mi madre que el mes próximo cumple 72 años, no es muy “vieja” para mi, pero ella ha dejado de hacer varias cosas desde hacen 3 años más o menos, entre ellas, viajar. Vive en Mendoza y yo estoy en Buenos Aires desde hace 18 años. Trato de ir yo a verla y la llamo casi todos los días. Ella necesita esa comunicación. Tu libro me ha hecho ver de otra manera la actitud de mi mamá. Casualmente había empezado a pensar, antes de tener tu libro, que tal vez esa manera de proceder era como un despedirse de a poco de la vida, que tal vez cada uno viene con un envase, por así decirlo, con una fecha de vencimiento y que uno desea extender a como dé lugar. Gracias por confirmarme esto que, aunque de otra manera comentas en tu libro.

1514874262_c268293425 Quise escribirte porque, sabes que hace tiempo venía pensando: ¿qué le pasará por la mente a la gente mayor con respecto a la vida que le queda, a la muerte, sus miedos…? Y vos me lo has aclarado, y me has dado más que la idea, el empujón para que pueda abrirme al tema. Siempre tuve en mente escribir en el futuro anécdotas sobre lo que siente la gente mayor al respecto. Mi padrino tiene 90 años y es un divino, muy lúcido. Es con quien puedo hablar  con naturalidad, espera sin miedo que Dios decida por él cuando lo disponga. Gracias a una amiga que vio tu libro y me lo comento he encontrado lo que tanto quería y que de alguna manera la idea estaba en mi mente. Y por confirmarme que yo no estaba tan errada. Toman a esta manera de ver como que una no tiene sentimientos. Te agradezco nuevamente. Te deseo lo mejor. Éxitos y bendiciones. Cariños.

Me encantó este mail que me envió una lectora de mi primer libro por varias razones:

1) Su agradecimiento, sin él la longevidad no nos dará más que disgustos.

2) Me lo hace saber. Aunque parezca un tema menor no lo es. Mucha gente no agradece por no tomarse el trabajo de hacerlo, piensa que con sentirlo ya está bien, y en mi opinión, no es suficiente.

3) Encuentra en mi libro, respuestas a inquietudes que le preocupaban, lo cual confirma mi hipótesis de que a la mayoría de nosotros al menos con culturas similares, nos pasan cosas parecidas, y debemos compartirlas para ayudara disminuir el sufrimiento en nuestro planeta.

¡Gracias Marta por continuar la espiral que nos va elevando!.

[Foto de Eyenumo]

miércoles, 3 de diciembre de 2008

El Crack financiero y el Boom de la longevidad

Acabo de regresar de la 4ta Feria del Libro de Mar del Plata a la que fui invitada para dar una charla sobre estos dos temas: la alegría de vivir muchos más años de los que esperábamos y la preocupación por la crisis financiera que atraviesa el mundo.

Se impone revisar algunas de estas viejas creencias:

Tengo ahorros. Debido a la quiebra de Bancos, la baja de las Bolsas en el mundo, los vaivenes de la política estos podrían haberse depreciado considerablemente.

Mis hijos no van a dejar que me falte nada. Nuestros abuelos tenían muchos hijos, pero en la actualidad el promedio es de dos hijos y con la globalización es posible que alguno viva en otro país. Puede ser que alguno no tenga trabajo, o tenga que elegir entre la educación de sus hijos o los cuidados de la longevidad de los padres.

En el peor de los casos, voy a vivir con mi hija. Los departamentos de hoy ya no son las casas de antaño, no basta la buena voluntad si sólo se dispone de dos ambientes para una familia tipo.

2907980202_99b8039f23

No voy a parar de pelear hasta que el gobierno me devuelva lo que me sacó. La ira el resentimiento, los pataleos nos dañan principalmente a nosotros, no resuelven nada y nos sacan energía.

Podría seguir enumerando, pero creo que es tiempo de darse cuenta, que cada uno de nosotros es el responsable de atravesar la longevidad de manera que sea una bendición y no una pesadilla.

Planifiquemos en base a números reales con cuanto me tengo que arreglar mínimamente, seamos creativos y flexibles, puede ser que tengamos que cambiar nuestros hábitos, pero si el objetivo es una mejor calidad de vida en los últimos años, tendríamos que estar abiertos a todo lo nuevo que podamos construir.

Demos un sentido a nuestra vida y descubramos nuestra misión la cuál seguramente no está relacionada con el dinero.

Disfrutemos del paso del tiempo, como lo hice en este viaje relámpago a mi ciudad natal, encontrándome con la energía amorosa que me ofrecieron mis amigos, mi familia, mis vecinos, si hasta me fue a escuchar mi profesora de Educación Física del secundario con su marido, después de cuarenta y cinco años que no nos veíamos.

¡Gracias a todos, y gracias especiales a mis nuevos compañeros de ruta los libreros, y los periodistas que difunden mi obra de manera especial!

miércoles, 19 de noviembre de 2008

¿Se puede estar impecable a los 90? ¡Se puede!

Transcribo una llamada telefónica a una amiga noventona.

- Hola ¿Qué tal Amanda?

- Estoy un poco cansada porque estuve pintando la cocina- me contesta

-¿Te subís a la escalera?- pregunto horrorizada

2250698737_0d56aacbdb - No, la parte alta la pintó el pintor, yo pinto bajo la mesada- Pero ahora estaba recostada leyendo. ¡Por suerte sigo sin necesitar anteojos!

- ¿Alguna novedad?

- Sí Elia la verdad es que me tiene bastante inquieta, he pedido una hora con un psiquiatra, es la primera vez, y hasta dudaba si atenderían a viejas.

-¿Y el motivo de la inquietud?

-No sé, siento… un poco de vergüenza, porque pienso que me va a decir, ¿Y usted para qué quiere seguir viviendo?

- Eh, Amanda cómo se te ocurre esa respuesta…

-Bueno… es que yo tengo claro que me puedo morir la semana que viene, pero hasta allí me gustaría estar en paz, y desde hace un tiempo no lo logro, tengo un nerviosismo que me altera la vida.

Por ejemplo, si invito a alguien a tomar un té, en el momento que suena el timbre, me viene esta taquicardia, y me doy cuenta que no quería que me visiten, ¡hasta he llegado a no abrir la puerta!, no sólo eso… también miento, si me llaman para decirme que van a pasar, les digo que justo me estaba preparando para ir al médico… ¡Yo que mentir me parece terrible!

- ¿Y qué dice tu familia?

- Con mis hijos no hay manera de entendernos, ellos me obligan a salir, porque dicen que estar encerrada no es una manera de vivir. Sin embargo yo he leído en tus libros, que hay que respetar el deseo de la gente grande.

Elia, me crees si te digo que ¡me encanta estar sola! En la calle me siento insegura, y aquí leo, pinto, cocino, trato de no caerme para no darles trabajo a ellos, siempre me están retando porque dicen que corro riesgo de caerme y fracturarme y los que tienen que correr son ellos.

La vez pasada me caí, me levanté como pude y me puse un camisón limpio, por si me había dañado y tenían que llamar al médico.

Ahora se la toman con el psiquiatra pues dicen que me va a medicar, y esas medicaciones no son buenas, ¡a los noventa años, encontrar una que me calme la ansiedad me parece una bendición, no me imagino adicta a la calma, eso es una enfermedad de ahora…

-Sabes qué- le digo- voy a cortar porque me empecé a deprimir, yo tengo treinta años menos que vos, y la mitad de tu lucidez y eso que soy experta en tercera edad y longevidad.

¡Qué bueno vivir hasta morir!

jueves, 6 de noviembre de 2008

¡Gracias Obama! ¡Gracias al pueblo de los Estados Unidos!

La elección de Barack Obama como Presidente de Estados Unidos será una bendición para los longevos y para los que nos gustaría serlo.

obama 2Asistir al mensaje de un líder que propone un mundo unificado, evitando las guerras, siendo mesurado, buscando el consenso, mostrando que los humanos somos una familia, y ver que un pueblo se da cuenta que es el líder para el siglo XXI y lo elige, nos puede llenar de vitalidad.

Transcribe María Eugenia Estenssoro en su Weblog un mensaje de texto que recibió:

"Rosa Parks, la mujer que en 1955 rehusó darle el asiento a un blanco en un ómnibus de Alabama, se sentó para que Martín Luther King pudiera caminar, y Luther King caminó para que Obama pudiera correr, y Obama corrió, para que nuestros hijos pudieran volar".

Saber que se abre la esperanza de que las nuevas generaciones puedan volar, nos puede mejorar la calidad de vida especialmente en las últimas décadas. De hecho ¡a mí ya me la mejoró!

martes, 4 de noviembre de 2008

Crisis, codicia y salud, Juan Hitzig

El siguiente es un artículo escrito por el Dr. Juan Hitzig, autor del maravilloso libro 50 y tantos. Pueden visitar su web en http://www.longevus.com.ar/

Posiblemente los acontecimientos vividos en estos días, respondan a un evento que deba encuadrarse en una visión ampliada de la realidad, que tiene que ver con los opuestos complementarios: capitalismo-socialismo, y la segunda ley de la entropia: todo se mueve siempre del cosmos (orden) al caos (desorden), balanceándose entre los opuestos complementarios. De más está decir que la creación va produciendo sus propios anticuerpos ante todo aquello que se desarrolla en contra de sus leyes escenciales que, como en el caso del sistema finaciero de especulación se sustenta fogoneando las peores cualidades humanas.

Como en un tzunami... cuando los eventos o las cosas, en su proceso de transformación, adquieren una masa crítica, ésta adopta reglas propias que conducirán idefectiblemente a su culminación (culmen significa cima), y posterior desplome, procurando un nuevo estado de equilibrio, independientemente de las intervenciones que sobre ellos se intente producir.

Estando en medio de este proceso .. sentimos a la incertidumbre como si fuera un terremoto que mueve la tierra bajo la planta de nuestros pies.

La incertidumbre es una de las sensaciones peor toleradas por quienes nos hemos desarrollado en la cultura occidental.

Esta, al poner especial enfasis en el ego, el yo, el individuo, ha logrado, finalmente, que cada uno de nosotros se encuentre solo, enfrentado al cosmos y a la realidad. Otras culturas, en cambio, sostienen que somos parte de una realidad integral mucho más amplia cuyos propósitos finales desconocemos, lo que permite una mejor tolerancia y aceptación de la incertidumbre, trasformándola por lo tanto, en un estímulo, más que en una adversidad.

Si bien la Física Cuántica, ha demostrado que existe cierto azar, que es propio e inherente a la creacion misma, desde el siglo XVI, en que se le encomendó a las Ciencias Exactas el reordenamiento del mundo circundante, la realidad se sustenta en el pensamiento lógico y el determinismo científico.

Desde la visión Newtoniana del Universo, donde solo se acepta aquello que concuerda con el pensamiento científico del “causa y efecto”o el “pienso luego existo” formulado por Descartes, en el mundo occidental se ha excluido el pensamiento emocional, por eso se nos hace muy difícil convivir, como lo tendremos que hacer en los próximos días, con una realidad en la cual es casi imposible preveer como se desarrollarán los acontecimientos en tiempos cercanos.

Serán horas en las que deberemos apelar a un correcto manejo de la emoción (ya que, como estamos viendo, la razón poco puede ayudar), apelando a estrategias de creatividad, ingenio, imaginación y calma espiritual.

La sensacion de no poder contener los acontecimientos de la vida cotidiana es uno de los generadores mas importantes de stress emocional crónico.

Estudiando, a lo largo de dos decadas, las características de más de 50 Longevos Saludables (personas de edades avanzadas, 80 –95 años, que física y mentalmente se comportan como sujetos de treinta o cuarenta años menos), hemos podido comprobar que son individuos que se adaptan a la adversidad con aceptación pero jamás con resignación. Han tenido un buen manejo del stress y han interpretado a la incertidumbre, más como un desafío, que como una adversidad. Gran parte de estas conductas las han podido desarrollar porque presentan en general actitudes de desapego a los bienes materiales aceptando cada momento de la realidad como es y con agradecimiento por lo que han tenido y con menos frustración por lo que acaban de perder.

Si suponemos que la biología no es más que un instrumento para llevarnos al mundo de nuestros sueños proyectos e ilusiones podemos concluir que estas conductas de los Longevos Saludables, son las que han contribuido, entre otros factores , a su Calidad y Extensión de Vida.

Deberemos en los próximos días intetar comprender (sin enfurecer) por que las sociedades capitalistas ponen el grito en el cielo cuando las socialistas estatizan bancos, cuando ahora estamos a los gritos pidiendo que los gobiernos ultracapitalistas lo hagan... y por qué de pronto aparecen billones para salvar a los ricos, cuando nunca había dinero para combatir el hambre la ignorancia y la pobreza.

Qué hacer entonces?

Convencernos de que los días, en los que pensar que con un poco de inteligencia y mucho dinero todo se puede lograr; que educar a los hijos a que vayan a los codazos por la vida fomentando la competitividad, como si fuera una virtud y creer que tener es más importante que ser, quedaron definitivamente atrás.

Intentar actividades nuevas (no costosas) en el tiempo libre, realizar actividad física moderada, alimentarse sin excesos y desarrollar redes por medio de las cuales nos unimos y revalorizamos a nuestros seres queridos, ejercer la solidaridad, y simplificar nuestras ambiciones de vida , tratando de disfrutar nuestros logros y reconociendo los de los demás, independientemente de su magnitud, nos ayudará a imitar algunas de estas conductas que nos permitirán sobrevivir los tiempos de incertidumbre sin sucumbir, enfermar o envejecer prematuramente en el intento.

... y tal vez lo más importante !

comprender que se puede ser muy feliz, aunque la remera que de ahora en más usemos, ya no tenga la imagen de un cocodrilo pegada en su parte anterior.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Un mundo de posibilidades

Hoy, ¡Su Majestad un video extraido del post "Liderazgo y el Arte de la Posibilidad" del Blog Liderazgo Autentico!.

Lo recomiendo con un ¡muy buen diez! porque realmente es inspirador para todos los que asistimos al Boom de la longevidad, de la mano de la incertidumbre mundial no sólo financiera, sino de valores, de cambios climáticos, etc.

Sólo debiera ser nuestra guía alguien que nos muestre un camino de posibilidades.
Las hay siempre, sólo se trata de disponernos a buscarlas.

¡Gracias Ingrid por recibir infomación y compartirla.!


jueves, 30 de octubre de 2008

Vivir feliz hasta los 100

Esta vez vaya mi agradecimiento a Asociación Argentina de Medicina Integrativa (AAMI) quién me ha invitado a participar del evento en el cual 15 panelistas de distintas especialidades (porque son integrativos en serio), se reunieron para reflexionar acerca de la prevención y asistencia para vivir feliz hasta los 100.

Siguen siendo favoritos: la dieta sana, el ejercicio, las relaciones intergeneracionales y con los pares, estimular la creatividad para sortear todo tipo de obstáculos que se vayan presentando y apareció otra con toda la fuerza que es aprender a vivir con incertidumbre (sobre como aprender a vivir con el cambio, recomiendo leer el articulo y video "Quien se ha llevado mi queso?" en el blog Liderazgo Autentico de mi hija, Ingrid Toppelberg). Si bien se destacó que a los argentinos no nos hace 2978982146_5681c51e84_m falta ese aprendizaje, yo creo que sí, porque si bien de tormentas sabemos, es cierto que seguimos añorando la seguridad que en algún momento de nuestra vida solíamos tener. Pensar que "todo tiempo pasado fue mejor" es un sinsentido porque precisamente el "pasado pasó".

También se habló de lo importante de recuperar viejos hábitos que fueron positivos en lo cuál yo disentí, porque los hábitos del pasado pueden alejarnos de la flexibilidad necesaria para vivir los tiempos que vivimos y nos dificultan la aceptación del momento presente.

Que bueno es que seamos maestros de nosotros mismos dejándonos sorprender por el día a día.

Y por último mientras recorremos el largo camino hasta los cien años que no falte en cada acto de nuestra vida una pincelada de humor.

(Foto de Edward Dullard)

jueves, 23 de octubre de 2008

Alertan sobre los efectos en la salud del "lenguaje para viejos"

El siguiente articulo fue publicado en el Diario Clarin por Gabriel Giubellino

(...)
Se está empezando a estudiar qué impacto tiene el "lenguaje para viejos" en su salud. No sería bueno, según una observación realizada por la Escuela de Enfermería de la Universidad de Kansas. Se estudió la relación entre personas con demencia leve o moderada y el personal de un geriátrico. Si los trataban como idiotas o como bebés, notó, la cooperación de los viejos era menor. Otra investigación, de la Universidad de Yale, indica que quienes piensan que el viejo es débil, olvidadizo o tembloroso, actúan peor en los tests de memoria y equilibrio.
Quien viene hablando de esto desde 1970 es Leopoldo Salvarezza, psicogerontólogo, ex profesor de la UBA. Tradujo a Robert Butler, inventor del término ageism. Dice Salvarezza: "Es el conjunto de prejuicios que existen dentro del cuerpo social, lo que se atribuye por el simple hecho de cumplir años". Los hay negativos -todos los viejos son enfermos, depresivos, asexuados, pesados, maniáticos, etc.- y positivos también -son sabios, bondadosos, confiables-.
En el caso del lenguaje, sigue Salvarezza, "aparece bajo una máscara de cariño; en el mejor de los casos, cuando alguien le dice 'abuelo' a quien no es su abuelo, hay una usurpación de títulos".
A los especialistas el tema no los toma por sorpresa. Miguel Angel Acánfora, médico gerontólogo, entiende que no hay en la academia una formación que compense esta conducta. "Está en nuestra idiosincracia decir 'la colita, el bracito, la rodillita del abuelito'. Es como decir que el adulto mayor tiene una incapacidad; todo es más chiquito, todo le funciona menos. Y no es así".
La doctora Sara Iajnuk, médica integrante de la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría, dice que este "lenguaje que lastima" es usado "más que nada por el personal de salud" y que esto tiene un porqué, a su entender. "Si uno le pregunta a un médico, a alguien que hace rehabilitación, qué imagen tiene de la vejez, se imaginará a un cojo, a alguien en una silla de ruedas". Y, por otro lado, observa un paternalismo poco profesional: "Algunos abrazan al paciente, será que no tienen resuelto los problemas con sus padres... Hay un error en usar el lenguaje de acercamiento; el 'viejismo' significa rechazo, temor, desagrado, negación, un paso antes de la gerontofobia".
Iajnuk va más allá de los médicos en su observación. "Hay clubes de viejos que se llaman 'Eterna juventud'. Cómo le van a poner así, si todos sabemos que la juventud caduca, como las flores. Si nos seguimos formando, si tenemos una identidad, una vida propia, para qué compararnos con otros. Es un error".
Un trabajo que presentó Nélida Redondo, investigadora en Sociología del Envejecimiento, aborda este asunto. En una encuesta hecha en 2006 a 304 residentes en 101 geriátricos, realizado por la Universidad Isalud, patrocinada por la OPS y financiada por el BID, el 97% dijo que el personal lo trataba con respeto y cariño. "No hay conciencia de que puede haber subestimación", dice Redondo.
'Entonces? 'Es tan grave decirle abuelo a un adulto mayor, a un viejo? En la Argentina, el PAMI tiene un programa, "Abuelos Cuenta Cuentos", y hasta la ministra de Salud, Graciela Ocaña, usa la palabra "abuelos". Estela Altalef, médica especialista de la gerencia de Promoción Social y Comunitaria de PAMI, dice: "En el programa Abuelos Narradores, la denominación surgió de los mismos adultos mayores, que se sienten en condiciones de transmitirle a las otras generaciones toda la experiencia que da la 'abuelidad'. Ahora, en otro contexto puede ser peyorativo o molesto. Hay cierta hipocresía en la discusión sobre cómo llamarlos; importa cómo son tratados".
Los especialistas señalan que este lenguaje oculta una asimetría. El viejo no va a decirle a su médico "querido", pero sí puede recibir esa muestra de... cariño. "La culpa es nuestra, de los viejos", dice Iajnuk. "Con los años, aprendí algo: la marginación se resuelve solamente desde el actor involucrado. No fueron los hombres los que les dieron a las mujeres su posición actual".

lunes, 20 de octubre de 2008

Mi agradecimiento al Consorcio de Médicos Católicos

El sábado me levanté a las 6,30hs, cosa que es muy excepcional, para ir nada menos que a un Seminario que trataría de "El equipo de salud en el momento de la muerte". Lo organizaba el Consorcio de Médicos Católicos, y aunque yo soy agnóstica, el temario me pareció atractivo, y además vivimos momentos tan acelerados y necesitados de nuestro compromiso y responsabilidad que no hay tiempo para la disputa, especialmente si el objetivo final es común a todos.

Moraleja: lo único que me ocurrió allí es que no paré de enriquecerme.

nurse En primer lugar me sorprendió la formalidad de la organización. Soy profesional desde hace treinta y cinco años, he andado por muchos congresos, simposios y talleres. Es el primero y único que puntualmente cumplió con la programación. La inscripción fue a la hora anunciada, el comienzo fue puntual y lo que es más sorprendente los ocho panelistas cumplieron exactamente con el tiempo de sus exposiciones. Ni siquiera hubo que decirles, que se había terminado su tiempo… ¡Se auto-regulaban! Preguntaban si todavía disponían de tiempo antes de haberlo acabado.

Hago toda esta disquisición, porque simplemente esto habla del respeto hacia el otro en la práctica concreta, no en las declamaciones. Reitero en treinta cinco años, nunca me pasó.

Lo segundo que me impresionó, es el grado de sensibilidad de los oradores y participantes, quiero decir, nunca en reuniones científicas vi a tantos profesionales emocionarse hasta las lágrimas, al dar diferentes testimonios de experiencias vividas con pacientes, mientras trabajan para encontrar parámetros comunes, y mejorar la asistencia al enfermo terminal.

Y por último, una mención especial a la ponencia de Alejandra, Jefa de Enfermeras de un conocido hospital que no sólo nos sorprendió con su profesionalidad y su sensibilidad, sino que los distintos oradores destacaron especialmente el rol imprescindible de la enfermera en el alivio y ayuda del buen morir de pacientes terminales

Vaya entonces mi agradecimiento a todos ellos por todas las buenas ideas con las que me fuí y al amor con que las transmitieron.

jueves, 16 de octubre de 2008

Las abuelas son las de ahora

El siguiente articulo fue publicado por Noemí Ciollaro en el Diario Pagina 12 el 15/4/07.

El universo de la “abuelitud” (rima con juventud), o de la “abuelidad” (a muchas no les gusta, porque rima con ancianidad) es vasto y ancho como la vida. Aunque no todos así lo creen, empezando por los diccionarios que en ningún caso omiten la acepción “persona anciana”, cuando de abuela/o se trata, precedida generalmente por “cada uno de los progenitores del padre o de la madre”.

Algo más sofisticada, la Real Academia Española, en su versión 2001, añade: “En la lotería de cartones, Nº 90” (!!!); y más maravilloso aún, “cada uno de los mechoncitos que tienen las mujeres en la nuca, y que quedan sueltos cuando se atiranta el cabello hacia arriba”. Vale preguntarse cómo se llaman los mechoncitos sueltos de los hombres que usan cola de caballo, algunos de ellos, obsérvese, con los escasos pelos que les quedan en la nuca.

abuela Tanta estrechez y dislate para intentar definir qué es una abuela, o una nonna, o una bobe, o grossmutter (alemán); grande-mère (francés); grandmother (inglés); obaasan (japonés); paya (quechua); babcia (polaco); jarýi (guaraní); apachi (aymara), y bueno... podríamos continuar, pero no somos políglotas, es a puro diccionario nomás.

“Ah, de haber sabido me hubiera hecho llamar obaasan o paya”, comentó a Las12 Helena Sastin (54), divorciada, juvenil, alta y delgada, socióloga, con una nieta de tres años.

“Debo confesar que, en principio, la palabrita ‘abuela’ me cayó pesada. Fue cuando mi hijo y mi nuera me anunciaron ‘vas a ser abuela’, mientras entraban a mi casa blandiendo el resultado del análisis de embarazo como una pancarta. Yo no tenía idea, no hablaban de tener hijos, por el trabajo, el disfrute de la pareja, llevaban dos años casados. Realmente no sé qué cara habré puesto, porque por dentro sentí una especie de shock y a la vez me dio alegría. Es la palabra, ¿no?, que te digan así, ‘abuela’.”

Para María Adela Jasnis (58), bióloga dedicada a la investigación en el Instituto Roffo, dos hijos, divorciada, con pareja estable, convertirse en abuela de Lucas era algo muy deseado, su nieto le dice “Abu” y tiene dos años.

“Cuando me llamaron al celular para decirme que iba a ser abuela estaba en el laboratorio, y pegué un grito tan grande que vinieron corriendo a ver qué me había pasado. Era algo muy deseado para mí ser abuela, no le preguntaba a mi hijo ni a mi nuera, me parecía que era una cosa de la intimidad de ellos, pero tenía que morderme la lengua. Hacía años que no tenía una alegría tan grande como la de ese día. Me sentí abuela enseguida.”

A María Adela le gustaría tener también una nieta mujer, aunque cree que el hecho de ser madre de dos varones le facilita la relación con los hijos varones de sus amigas y con su propio nieto.

“Una nieta me encantaría, esto de poder disfrutar la abuelitud estando bien físicamente, en una edad en que una todavía una puede tirarse al piso, levantar peso, llevarlo a la plaza. No quisiera ser de esas abuelas sentadas en un sillón o que andan con bastón; ésta es una edad linda, disfrutás de los nietos y ellos te disfrutan. Yo creía que iba a trabajar más de abuela, aunque ejerzo mi profesión y hago otras actividades, pero me gustaría sentirme más necesaria, me encanta cuando me lo dejan a dormir porque es un tiempo de los dos solos en mi casa, no en la suya. Lo importante es la continuidad en el vínculo. Además es distinto ser abuela de parte del papá que de parte de la mamá, yo misma lo viví siendo mamá, cuando una necesita algo llama a su propia madre, a mí me pasaba.”

Mabel Burin, psicoanalista, especialista en estudios de género y salud mental, afirma, “parafraseando a Simone de Beauvoir, una no nace abuela, se hace. Para poder hacerse abuela creo que hay algo que corresponde a la historia individual de cada mujer, a cómo ha construido su historia a lo largo de la vida, y también hay algo que tiene que ver con el colectivo de mujeres, las representaciones sociales y subjetivas acerca de quiénes somos siendo mujeres abuelas. Lo que tiene de especial –tanto en mi propia experiencia como por lo que estudio con otras mujeres abuelas– es que con la abuelidad aparece algo nuevo, distinto en la vida, podríamos caracterizarlo como una alteridad, como alguien radicalmente diferente de una misma, sea hijo de la hija o hijo del hijo, varón o nena, una ya no tiene tanto la ilusión, como con los propios hijos de que eran una extensión de una misma, lo que en el campo del estudio de la subjetividad desde la perspectiva psicoanalítica llamamos como un aspecto narcisista de una misma. Los nietos tienen algo de una misma y del propio hijo o hija, pero algo de otro que es alteridad, y una suele encontrar las marcas del otro en el propio nieto, los nietos revelan la marca del otro, por eso portan en sí esa alteridad que a veces es radicalmente diferente, y a veces es bastante diferente, pero siempre traen algo distinto. Como abuelas, el trabajo subjetivo es poder amar a alguien que tiene eso de diferente, no porque la única manera de amar sea el amor narcisista, pero sí porque desafía a nuestra subjetividad ver cuánto podemos amar a alguien que no sólo es diferente sino que está criado por otro diferente a nosotras”.

Leer el articulo completo.

lunes, 13 de octubre de 2008

Balsamo a los años

Con respecto a la salud de la piel mientras que los años pasan, hay que recordar el sabio dicho:

Aceptar las cosas que no se pueden cambiar, tener el coraje de cambiar las que si pueden. Y tener muy claro cuál es la diferencia.

Esta es la parte más dura.

Cuando una crema de $100 promete borrar las arrugas muy rápidamente, y algunas ofrecen protección diaria, la verdad se hace esquiva.

Los dermatólogos dicen que hay métodos simples y baratos para prevenir el envejecimiento prematuro, y es ocuparse de las arrugas y la disminución del colágeno.

He aquí algunos consejos..

1762267705_e398761746 Limpiar, tratar y prevenir diariamente. Lave su cara con un jabón especial, y colóquese un protector solar y cuide colocar una crema durante la noche que le prescriban con Retin- A. El observar los resultados lleva meses, porque no se puede revertir treinta años, con una crema durante la noche. Pero algo hace.

Los tópicos de ácido glicòlico, también contribuyen a mejorar el espesor de la piel. Use lo que use, hay que tener especial cuidado con los rayos del sol.

El stress puede facilitar la sensibilidad a los rayos ultravioletas, y si padece stress crónico podría ser más susceptible a contraer cáncer.

Muchos estudios hablan acerca de lo bueno de los antioxidantes que actúan sobre los radicales libres, y es recomendable la vitamina C y E .

Finalmente no desatender los lunares y manchas, que si bien los hay inocuos, muchos de ellos derivan en melanomas severos.

Trate de tomar la costumbre de usar sombrero, le ahorrará situaciones molestas.

(Foto de elishebampt)

lunes, 6 de octubre de 2008

Mudanza (4ta parte): hacer lugar para nuevas oportunidades

Me encontré con una amiga que se alarmó al verme tan cansada.

-Me estoy mudando y me está costando mucho- sinteticé

-Yo por eso no me mudo, hace cuarenta años que vivo aquí, y aquí moriré. Estoy demasiado cansada como para pensar en mover todo esto- dijo

-Pero le dejás el paquete a los que quedan- reflexioné

-No va a ser un problema para ellos, somos una familia bastante desapegada-

-Ser desapegado ayuda pero no resuelve. En tu lugar me atrevería a empezar- le aconsejé

Mientras regresaba no podía parar de pensar en su comentario. Es cierto que el traslado de los objetos es agotador, pero... ¿el de los afectos?.

No será que estamos llenos como nuestros cajones y estantes de situaciones que ya pasaron, que nos hicieron felices, que nos hicieron sufrir, pero lo cierto es que si no intentamos integrarlas en el devenir del tiempo, estaremos en problemas.

Si mi amiga comenzara a sintetizar, es posible que se liberaran las viejas energías y que hubiera espacio para las nuevas. Casa nueva, barrio nuevo, nuevas relaciones...

Después de los 60s ya es tiempo de recorrer pequeños senderos que pasamos por alto.

Será más lentamente, pero no menos atractivo.

lunes, 29 de septiembre de 2008

Mudanza (3ra parte): El desapego

Si no nos ocupamos de buscar paradigmas nuevos, en la transición podemos “morir en el intento”.

Pertenezco a la generación de nietos de inmigrantes que nos formaron en la idea de que las cosas se guardan, aunque no se usen. Ya llegará el momento…

mudanza 2 Esta idea se fue armando en los padecimientos de la guerra, y de la pobreza que acompaña, y también por qué no, casi no había qué consumir, más allá de lo necesario. Si hasta los colores eran muchos menos.

Así es que con la mudanza pude reveer estos conceptos, simplemente completando la oración “Guardar… ¿para qué?”

Les cuento: aparecieron en un estante cientos de diapositivas que cuando me dispuse a armar el proyector para verlas, no andaba, y no conseguí quien lo reparara.

Encontré ropa que me llevó a recuperar viejas historias, pero podría renovar el modelo, pero ¿el tamaño? ¡imposible!.. ya no soy la que era.

Las grabaciones que encontré en los cassetes, allí quedarán ya que es muy caro y engorroso digitalizarlas.

Desde hace unos años he mandado digitalizar en DVD las viejas filmaciones familiares.

Ni qué hablar de los viejos diccionarios, libros de sinónimos, enciclopedias y demás bases de información, que se pueden encontrar mucho más actualizado en segunods por Internet.

Claro hay nostálgicos del libro-papel, como mis primos que viven en Suiza y resolvieron unificar la biblioteca para disponerla ambos. Como son miles de libros tuvieron que alquilar un salón el cual les cuesta una fortuna mantener y tienen que ir hasta allí cuando necesitan algo de manera imprevista.

Se imponen nuevas formas. Comencemos a mirar cada estante de nuestra casa, este es el momento presente, estemos allí. Pensemos quién podría estar disfrutando de ese objeto hoy y si es posible, llevémoslo hacia él.

El que lo recibe lo disfrutará hasta que le llegue el tiempo de la renovación y lo haga fluir a otro lugar.

¡Bienvenido el desapego!

(caricatura de McLarenX)

jueves, 25 de septiembre de 2008

Viejos, jóvenes, adultos mayores…

Quiero destacar dos intervenciones que hubo en una charla que di sobre el “Boom de la longevidad” en el Foro de la Mujer, porque es un tema al que tendremos que darle una mejor respuesta.

La primera fue hecha por una mujer de poco más de setenta años y la hizo a raíz de mi facilidad con que hablo de “los viejos”. Bastante molesta me dijo que ella no era vieja, ni lo sería, porque eso depende del estado de ánimo.

La otra la hizo una mujer de cuarenta que estuvo de acuerdo con la anterior y agregó hablar de joven o viejo es un prejuicio, pues antes tendríamos que definir cada uno de los términos.

viejos Lo primero que tengo para decir en defensa de mi forma de expresión, es que por lo que veo he sido bendecida por la vida, ya que me crié rodeada de “viejos queridos” al principio fueron abuelos y vecinos, y luego padres, tíos, suegros y amigos que fueron envejeciendo.

Para mí no tiene connotación negativa, al contrario, son viejos que cuentan sus experiencias, hablan de sus errores, de sus responsabilidades y básicamente no me retan, aunque quizás estén viendo cuánto me estoy equivocando.

Los viejos desagradables, que los hay y en abundancia, han comenzado por ser “personas desagradables”, de manera que no debiéramos atribuirle a la vejez ese calificativo

También es cierto que dentro del viejo paradigma “abuelo” por ejemplo es sinónimo de viejo, pero de ahí a creer que somos eternamente jóvenes con sólo proponérnoslo hay un largo camino que confunde.

Si los viejos somos jóvenes, encontramos que los jóvenes son inmaduros porque les falta varias décadas de experiencia.

¿Seremos adultos mayores? Esa definición nos resulta ajena, pero la familiar “Viejo” suena desagradable.

Pues bien en esta transición prefiero “malo conocido que bueno por conocer”. Mostremos todos los aprendizajes que hemos hecho, y resultemos ser “viejos interesantes”.

Porque les aseguro que en ausencia de ellos... todo el mundo se refiere a los “viejos”.

(Foto de 3dom)

lunes, 22 de septiembre de 2008

Mudanza (2da parte) con fractura incluida!

Esta mudanza es muy especial para mí, porque lo que estoy mudando en realidad es el estilo de vida. De un departamento en plena ciudad, pasé a una casa en las afueras.

Como no lo hicimos simultáneamente, resolví ir desocupando de a poco, diariamente iba para el centro y entre otras actividades liberaba un sector del departamento.

Al segundo día de tomar esta decisión, mientras me dirigía en bicicleta desde mi nueva casa cual Caperucita Roja con su canastita llevando en ella mi boleta para el pago de impuestos, la boleta se voló, intenté evitarlo y en una mala maniobra, allí quedó mi dedo meñique enganchado en el freno y el resto de mí cayendo para el otro lado.

Resultado: cinco semanas con yeso en la mano derecha.

¿Negación? ¿Casualidad? ¿Sincronicidad? Lo cierto es que si bien ejercité mucho la mano izquierda, la derecha enyesada me permitía hacer algunos esfuerzos extras.

Cuando me lo sacaron, comencé a sentir el dolor que parecía que se había acumulado porque salió a montones distribuido a lo largo y ancho de mi pobre mano.

No sólo esto, sino que decidí hacer una nueva consulta por si había quedado algo fuera de lugar, tuve que soportar la siguiente respuesta inmisericorde del traumatólogo:

-A esta edad, siempre las recuperaciones son más lentas-

Pues bien, estaremos en problemas si somos de los que decimos, “¡tengo sesenta pero me siento de treinta!”

Bienvenida la sensación, pero la realidad es que llegó el tiempo de estar más atentos para evitar los pequeños accidentes, porque las secuelas vienen para quedarse.

¡Con todo lo que falta!

sábado, 13 de septiembre de 2008

¡Qué bueno cumplir 60 en medio de una mudanza!

Porque si hay algo que tenemos que practicar entre otras cosas para que nuestra longevidad sea una bendición y no una pesadilla es el desapego. Lo estoy haciendo sin demasiado dolor.

mudanza Pues bien en una mudanza si uno no se desapega, puede morir en el intento, al menos en mi caso con convicciones o sin ellas, he guardado hasta aquí, desde mi sabanita de los cinco años, pasando por el uniforme escolar de mi marido de los seis años (una vez más se cumple el viejo adagio: “Dios los cría y ellos se juntan”) vestiditos, dibujitos, muñecos y demás enceres de mis hijos, pero o maravilla, también estaba está preciosa poesía (que no pude averiguar el autor) que mi madre transcribió en una cartita muy linda que me envió cuando tenía setenta años.

Incorporar estos versos, nos va a acercar a la bendita longevidad.

¡Gracias mami!

 

Te precedo en la vida. Tu eres rosado albor,

Aurora tímida. Yo tengo los ojos llenos de la lumbre

Sagrada del sol.

Llegaste del amor y yo alumbré tu día

Fue entonces tan profunda mi maravilla, que ante la mirada mía

Abrièronse mil nuevos senderos, y yo le supliqué a Dios:

-Si yo debo guiarlo, si su mano en la mía encontrará la senda

lléname tú los ojos de la luz verdadera que me ha de guiar.

Te precedo en la vida, el eco de tus pies pequeñitos, al correr tras los míos

dejan en el camino una alegría sana de vivir

y cada vez que beso tus labios frescos, dirìase que se ha abierto

Una flor en el aire

Y cuando tu luz sea firme, cuando tu mano fuerte ya no busque la mía,

Mi resplandor habrá llegado entonces al ocaso.

Y tu iluminarás con tu plenitud la tarde de mi vida.

Y cuando se cierre la noche , todavía un rayo de mi alma,

génesis en ti, seguirá brillando en el fondo de tu alma,

perdida entre su luz.

jueves, 11 de septiembre de 2008

El Evangelio de las Personas Mayores: libro de consulta permanente

Con alegría acabo de recibir un regalo valioso “El Evangelio de las Personas Mayores” de Jubilo España Su autor: José Luis Jordana Laguna, a quien ya he recomendado. Su blog Demayores.com

evangelio Cuando recomiendo consulta permanente, es porque los “Mayores” solemos olvidar o no tener en cuenta, el mundo de posibilidades que se abre, con el retiro o jubilación. Y este libro es un canto a ese período.

“En la vejez, cascabeles en los pies” y nos anima a llevar una vida activa “porque mal hace quien nada hace”

Libro ameno, simple, y para reflexionar!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

...La jubilación es la etapa de la culminación, de la plenitud, donde uno se debe de despojar de las adherencias no necesarias, de todo lo superficial, de los medios inútiles, de las costras. Es cuando la persona alcanza su verdadera configuración y valor, su máxima intensidad y perfección. Es la época donde la persona de edad, que ya no ambiciona el llegar, porque ya ha llegado a todo lo que se propuso en la juventud y en la edad adulta, realiza el juicio particular de la propia vida, mientras todavía dura, porque todavía esta a tiempo de rehacerla y de perfeccionarla”.

¡Gracias Jose Luis! Esto pertenece a un nuevo paradigma que tendremos que practicar cada dìa.

martes, 9 de septiembre de 2008

Se estima que afecta a 300.000 argentinosMantenerse físicamente activo ayudaría a demorar el avance del Alzheimer

Eso es lo que sugiere un reciente estudio realizado en pacientes con enfermedad temprana

lanacion.com | Ciencia/Salud | Mi�rcoles 16 de julio de 2008

sábado, 6 de septiembre de 2008

Maria Fux: una vieja sabia

clip_image002Tuve el privilegio de participar en un seminario durante el fin de semana dictado por Maria Fux sobre danzaterapia. María es una mujer que después de los ochenta y habiendo tenido una caída espectacular treinta días antes, nos deleitó con su danza, su creatividad y por sobre todo esa manera sencilla y esencial que tiene de transmitir no sólo su experiencia como bailarina y terapeuta sino toda la sabiduría recogida a lo largo de su vida.

Ritmos de jazz, acordes de Piazzola, y vocalización de mapuches, todo tejido entre líneas movimientos y colores.

Realmente una experiencia transformadora que recomiendo. Es una de las bendiciones de la longevidad. El sitio de María es: www.mariafux.com.ar

clip_image002[5]Maria Fux y su espejito

clip_image001

jueves, 4 de septiembre de 2008

El jardín del rey

Un Rey se fue hasta su jardín y descubrió que sus árboles, arbustos y flores se estaban muriendo.

El Roble le dijo que se moría porque no podía ser tan alto como el Pino. Volviéndose al Pino, lo halló caído porque no podía dar uvas como la vid. Y la Vid se moría porque no podía florecer como la Rosa. La Rosa lloraba por no ser fuerte y sólida como el Roble.

clavel Entonces encontró una planta, un clavel floreciendo y más fresco que nunca. El Rey le preguntó: ¡Cómo es que creces tan saludable en medio de este jardín mustio y umbrío? La flor le contestó: No lo sé Quizás sea porque siempre supuse que cuando me plantaste, querías claveles. Si hubieras querido un Roble, lo habrías plantado. En aquel momento me dije: “intentaré ser Clavel de la mejor manera que pueda” y aquí me tienes, el más hermoso y bello Clavel de tu jardín

Somos esto que somos.

Vivimos marchitándonos en nuestras propias insatisfacciones; en nuestras absurdas comparaciones con los demás: “Si yo fuera”, “si yo tuviera”.

Siempre conjugando el futuro incierto en vez del presente concreto, empecinados en no querer ver que la felicidad es un estado subjetivo, voluntario.

Podemos elegir hoy, estar felices con lo que somos, con lo que tenemos; o vivir amargados por lo que no tenemos o lo que no puede ser.

Solo podremos florecer el día que aceptemos que somos lo que somos, únicos e irrepetibles y que nadie nos puede suplantar en todo aquello que nosotros vinimos a realizar.

Relato anónimo

¡Cuantas buenas noticias!. Florecer en lo que somos, y así poder llevar adelante lo que vinimos a hacer.

Con el Boom de la longevidad, incorporar este conocimiento nos facilitará el tránsito de todas las décadas de las que disponemos.

martes, 26 de agosto de 2008

Muere el hombre mas viejo de la tierra

[Articulo publicado en DeMayores.com]

Un indio considerado por muchos como el hombre más viejo del mundo murió en el oeste del país, anunció el miércoles su familia.

Habib Miyan, que murió el lunes en Jaipur, la capital del Estado de Rajastán, aseguraba tener 138 años y era reconocido como el “hombre más viejo del mundo” por el libro indio de los récords, el Limca.

Pero Miyan no disponía de certificado de nacimiento. Su carné de jubilación le daba tan sólo 129 años y fijaba su fecha de nacimiento el 20 de mayo de 1879.

Miles de personas asistieron el martes a sus funerales en Jaipur, a 340 km de la gran ciudad de Jodhpur, luego de su muerte a raíz de una disentería, dijo su sobrina a la AFP.

El secreto de su longevidad era “tratar bien al cuerpo, para que éste te trate bien a cambio”, contó uno de sus allegados, Mehmood Khan, a la prensa local.

Habib Miyan ocupó los grandes titulares de la prensa internacional en 2004, al convertirse en el peregrino más viejo en viajar a la Meca.

Miyan era viudo desde hacía 70 años y vivía en el barrio musulmán de Jaipur. Se había jubilado en 1938 tras una carrera como clarinetista en la corte del rey, el rajá Man Singh, en esa época en Jaipur.

El anciano estaba ciego desde hacía más de medio siglo y su movilidad estaba limitada desde hacía unos años. Se pasaba la mayor parte del tiempo rezando y contando historias a 140 miembros de su familia.

Según un último comunicado del libro Guinness de los Récords, la estadounidense Edna Parker es con 115 años la decana de la humanidad. El Guinness Book considera también hasta ahora al japonés Tomoji Tanabe, nacido en septiembre de 1895 y aún vivo a los 112 años, como el hombre más viejo del planeta.

domingo, 24 de agosto de 2008

Película imperdible: Elsa & Fred

Elsa & Fred co-producción argentino-española del 2005, protagonizada por China Zorrilla y Manuel Alexandre, llegó al mercado internacional con gran éxito.

La película da muchas respuestas para transitar el último tramo de la vida gozádolo hasta el final y hasta enamorándose.

¡Hay que verla!

Eh aquí su trailer...


viernes, 22 de agosto de 2008

Nuevas sugerencias para las cirugías de rodilla

Nuevas sugerencias para las cirugías de rodilla

Por años la gente con el cartílago gastado de sus rodillas, debía esperar el mayor tiempo posible para la intervención quirúrgica. "¡Espere ha ser viejo!" le decían y así se olvidaban de la idea. Pero hoy los expertos médicos y pacientes acuerdan en acercar el límite que antes estaba lejano.

rodilla Los adelantos en tecnología y nuevas técnicas en cirugía dan como resultado que la intervención se puede dilatar hasta casi veinte años. Hay médicos que siguen sugiriéndola "cuando ya no te puedas parar".

De manera que algunos pacientes esperan hasta que el cartílago de sus rodillas, haya desaparecido, dejando la cavidad del hueso con dolor por la fricción de sólo hueso con hueso. Y hoy se sabe que hay un punto de desgaste sin retorno.

Uno de cada cinco adultos tiene artritis o dolores crónicos en las articulaciones. Con el paso del tiempo el cartílago se desgasta y la inflamación causa inflamación y dolor. Tareas y deportes que requieren repetidamente el uso de determinada articulación aumenta el riesgo de desarrollar artritis en ese lugar. La historia familiar y el sobrepeso también agregan riesgo.

El reemplazo de la articulación es evitable una vez que la artritis se instala. Tratamientos para el dolor y la inflamación temprana puede ayudar a la persona a mantener la función por más tiempo.

Las mujeres suelen esperar más tiempo que los hombres para la operación, quizás porque aceptan más fácilmente el deterioro de sus rodillas. Y definitivamente viven más años que los hombres.

Después de años de sufrimiento, una mujer de 65 años le pidió a su médico que la operara ya que estaba realmente incapacitada y sólo consiguió el consejo de usar bastón. Después de un tiempo logró que se la hicieran, su recuperación fue muy dolorosa, pero una vez que lo superó y se olvidó del dolor, pensó que debió haberlo hecho mucho antes.

En lo que todos los médicos coinciden es en no hacerlo antes de la década de los sesenta. Y esto estará muy relacionado con la intensidad de las limitaciones que vayan surgiendo.

[Foto de Leah ]

miércoles, 20 de agosto de 2008

Bailando a los 95

Kitty Cohen, de Toronto, visitó Israel en marzo del 2008 y participó una de las clases matutinas de danzas de Moti Kotzer.

¡¡¡Kitty tiene 95 años!!!
¡No dejemos nunca de bailar! Porque estimula la flexibilidad del cuerpo y del espìritu.

Movernos al son de los acordes despierta nuestra alegrìa y convoca a percibir la conexiòn con nuestras raìces.

¡¡¡¡Que siga el baile!!!!


domingo, 17 de agosto de 2008

En EEUU dictan cursos para aprender a envejecer

Es tal el desconocimiento y la negación que en Occidente tenemos del paso del tiempo, que atribuimos las disminuciones o deterioros normales del envejecimiento, a la personalidad del que lo está atravesando y peleamos contra eso.
De manera que estos cursos para aprender a envejecer, me parecen brillantes porque nos enfrentan con la dificultad real, de la artritis, cataratas o ausencia de olfato, independientemente de  los rasgos de personalidad con los que contamos para resolverlos.
La posibilidad de establecer una mejor relación con las dificultades del que envejece, permite también mejorar la relación con mi propio envejecimiento y lograr por lo tanto mejorar mis relaciones con todos aquellos que son diferentes de mí.
¡Tomemos la idea de estos talleres y pongamosla en practica ya que todos envejecemos, pero no todos vivimos en Ohio!

[Artículo publicado originalmente en AFP]

WASHINGTON (AFP) — Algodón en los oídos para escuchar mal, esparadrapos alrededor de las falanges para imitar la artritis: en Estados Unidos talleres enseñan al personal de salud y cuidadores de ancianos, pero también a la generación del 'baby-boom', en qué consiste envejecer.

ALeqM5jNPTGTxLHimTmNivaljuRCLKjgnw "El concepto de estos talleres es enseñar la sensibilidad, los problemas vinculados al envejecimiento para poder establecer una mejor relación" con las personas ancianas, explicó Steve Lemoine, director de la casa de retiro Westminster Thurber en Ohio (norte), que hace que su personal asista regularmente a estos talleres de formación.

"Se trata de hacer comprender lo que implica envejecer tanto a nivel social como físico, emocional, cognitivo y espiritual", añadió Peg Gordon, asistente de formación en el instituto intergeneracional Macklin de Finlay (Ohio), uno de los pioneros en este método de formación bautizado "Xtreme Aging".

En sesiones de tres a ocho horas en grupos de 20 a 25 personas, según sus formaciones, los participantes experimentan dificultades de la vejez como el deterioro físico, el hecho de tener que separarse de objetos personales, perder amigos y tener que adaptarse a una casa de retiro.

Estas formaciones son seguidas por personal de salud pero también por grupos escolares, miembros de familias con personas ancianas y "típicamente muchos baby-boomers" (nacidos entre 1946 y 1964), indicó la representante del Macklin Intergenerational Institute.

El método es muy interactivo y bastante radical. "Desde el punto de vista físico, los discapacitamos", resumió Peg Gordon. Anteojos o anteojos de piscina untados con grasa simulan una catarata o una visión disminuida.

Se usan guantes para perder el sentido del tacto, se introduce un algodón húmedo en la nariz para anular el olfato y por lo tanto el sentido del gusto, sin olvidar tapar los oídos y vendar las falanges para sufrir artritis.

Algunos talleres añaden trozos de guisantes o pop-corn en los zapatos para simular la molestia de los callos en los pies.

"Luego les pedimos que realicen tareas cotidianas. ¿Pueden seleccionar, contar y tomar sus píldoras? ¿Pueden marcar un número telefónico en un teléfono celular? ¿Pueden ver un plano? Todas estas son actividades extremadamente frustrantes", explicó la formadora de Xtreme Aging, un método creado por la doctora Vicki Rosebrook.

La comida es una experiencia memorable. Se distribuye a los participantes pasteles secos y tres muestras de mermeladas y se les pide que los unten: "con la artritis y sin el sentido del tacto, las galletas se rompen y sin el olfato y sentido del gusto no sabes distinguir el aroma de la mermelada", resume Gordon.

Pero lo peor es la parte "emocional" del ejercicio. "Para mí, es la parte más dura", afirma Peg Gordon.

Se pide a los participantes que anoten en pequeños papeles las cinco personas más queridas, las tres posesiones más apreciadas y los tres privilegios preferidos, como conducir su automóvil, viajar o votar.

A medida que la sesión y la edad ficticia avanzan, los participantes deben perder un esposo, una hermana, abandonar sus objetos preciosos y quedarse solo con dos. "En general, en Estados Unidos cuando se ingresa a una casa de retiro se autoriza a llevar dos posesiones, como un álbum de fotos y tal vez una pequeña televisión", recuerda Peg Gordon.

"Es un shock para los participantes enfrentar esta realidad", concluyó.

miércoles, 13 de agosto de 2008

Japón ofrece acceso de alta tecnología a las tumbas familiares

[Artículo publicado en IBL News]

En una de las sociedades que más rápido envejece del mundo, los ancianos japoneses se preocupan por un asunto de vida o muerte: Encontrar un hogar para después de la muerte en unas islas faltas de espacio. Para algunos, la alta tecnología es la solución.
mujer japonesa La mayor parte de los muertos en Japón se incineran de acuerdo a la tradición budista, y las urnas con sus cenizas se entierran en cementerios tradicionales con una lápida de piedra.
Pero cuando el terreno para una tumba en Tokio cuesta al menos dos o tres millones de yenes (entre 12.000 y 18.000 euros), muchos están eligiendo como lugar de descanso un panteón de alta tecnología y varios pisos que cuesta un tercio de esa cantidad.
Para Shinya Shumada, de 79 años, presentar sus respetos en la época de la fiesta japonesa de Bon, cuando se cree que los espíritus de los antepasados regresan al hogar, significa una visita a un moderno panteón, en lugar de a un cementerio tradicional.
"Al principio estaba un poco incómodo con una tumba de alta tecnología. Pero ahora he llegado a verlo como algo positivo", admitió.
En un sobrio edificio de tres plantas situado junto a un templo budista, Shimada utiliza una tarjeta de identidad para conectar con las lápidas y urnas que llevan las cenizas de sus ancestros.
Una máquina similar a una estantería y situada tras un altar las transporta, mientras suena música y se muestran imágenes de los fallecidos en un monitor de televisión.
"Mirando sus fotografías, en realidad hablo mucho más con mis padres y mi hermana fallecidos", dijo Shimada. "A diferencia de la lápida habitual, esto me hace sentir nostálgico".
En el budismo japonés, la gente suele visitar las tumbas familiares dos veces al año: en primavera y a mediados de verano. Vierten agua purificadora sobre la lápida, colocan flores y queman incienso mientras rezan por los fallecidos. Presentar sus respetos a los antepasados es considerado un deber filial.
El monje cuyo templo posee el sofisticado panteón, Houkou Shimizu, dijo que le llevó un tiempo hacerse a la idea, pero que el espacio limitado le animó a instalar la máquina, fabricada por Toyota Industries.
"Pensé que estaba bien poner al día la costumbre de visitar la tumba familiar con avances tecnológicos", afirmó.
El envejecimiento de la sociedad supone que se celebran más funerales en todo Japón. Y el nacimiento de menos niños supone que las tumbas en las zonas alejadas de las ciudades están cada vez más desatendidas.

sábado, 2 de agosto de 2008

¿Con qué calidad envejecerán sus huesos?

Los americanos gastaron en drogas para proteger sus huesos un 50% más que en los últimos cinco años.

Mientras que la osteoporosis y fractura de cadera son una preocupación para muchos, el desafío es saber quiénes están en riesgo y quiénes no. La mayoría de nosotros tenemos índices normales de acuerdo a la edad y cerca del 85% de las mujeres no se fracturan la cadera.

Se estima que en EEUU ocurren anualmente 329.000 fracturas de cadera (sucede mayormente en mujeres, pero también en hombres), a menudo, son un indicador de la declinación de la salud. Entre el 15 y 20% de los que se fracturan la cadera, aumentan su riesgo de muerte al año posterior a la quebradura.

Nuestro cuerpo construye los huesos durante la infancia y adolescencia, y luego lentamente éstos comienzan a envejecer. La mayoría tiene una densidad que les permite enfrentar el deterioro, pero otros con densidad baja, tienen severos riesgos de tener poros y fracturas.

huesos Muchos médicos usan el escaneo para medir la densidad y saber el riesgo de fracturas, y de acuerdo al resultado la persona recibe el diagnóstico de osteoporosis u osteopenia.

Pero estudios recientes muestran que este escaneo no sería el mejor indicador de la dolencia. Bajos resultados no serían sinónimo de estar en problemas y resultados normales no garantizan que no se esté en riesgo.

Muchas personas con niveles normales se han fracturado la cadera y se ha encontrado que la debilidad que tenían no aparecía en el escaneo. La densidad es solo un aspecto que podemos medir de la salud de los huesos.

¿Cómo una mujer puede saber si tiene especial riesgo de fracturas? ¿Se ha fracturado en la vida adulta? Si le ha sucedido varias veces, no necesita la densitometría para saber que está en problemas. ¿Su madre ha tenido fracturas reiteradas? Hay estudios, que relacionan el aumento de riesgo. ¿Tiene problemas de visión? Estudios en Nueva Zelanda, encuentran una relación entre la visión y las fracturas de cadera. Si la dificultad es en los dos ojos, aumenta el riesgo. ¿Desde qué altura cae? Las personas altas tienen más riesgo por la relación de altura con el piso. ¿Puede pararse de una silla sin usar los brazos? Las personas que necesitan usarlos tiene más riesgo que aquellas que lo hacen sin esfuerzo.

Otros artículos del Tour Guiado por Nuestro Cuerpo:

sábado, 26 de julio de 2008

El cuidado de los ojos requiere trabajo

Por Nicholas Bakalar

Leer con poca luz, sentarse muy cerca del televisor, usar anteojos que no hayan sido prescriptos, estropean la visión, puede ser algo que las madres dicen, y es inofensivo. Pero una verdadera y peligrosa creencia es que no se puede hacer nada para prevenir la pérdida de la visión.

eye Es muy importante ir al oftalmólogo regularmente, no sólo para cambiar la graduación de los anteojos, sino para controlar que no haya algún tipo de enfermedad oculta.

Se recomienda un examen antes de ingresar al colegio primario, y si está todo bien, hacer otra consulta cada cinco años, pero ésta debiera incluir el examen del nervio óptico con la dilatación de la pupila.

Hay enfermedades de la vista que afectan al 10% de la población de Estados Unidos. Se calcula que más de 2 millones de personas tiene glaucoma, más de 26 millones tienen cataratas, y 2 millones de degeneración macular.

Glaucoma es un grupo de enfermedades que afectan el nervio óptico, el más común es cuando el canal de drenaje se obstruye, en general no se tiene síntomas, pero causa disminución gradual de la visión. Si se lo toma a tiempo es posible prevenir.

El test de la presión ocular suele mostrar la dificultad, pero algunos con presión normal pueden tener glaucoma. Lo mejor es el examen del nervio óptico.

Otra afección menos común es cuando el canal se obstruye totalmente, provocando dolores de cabeza, dolor de ojos, hasta náuseas y se resuelve con cirugía.

La gente alrededor de los cuarenta suele tener algún grado de presbicia, normal para la edad, pues se debe al desgaste. Suele resolverse con anteojos para leer.

Lo común es que las cataratas arranquen alrededor de los sesenta, y se sugiere cirugía cuando ya se torna intolerable.

Después de los cincuenta es conveniente revisar la degeneración macular, ésta no provoca dolor pero puede deteriorarse rápidamente. Aunque lo habitual es que sea lento y que la persona lo perciba.

Si bien las medicaciones son buenas para los temas de sequedad del ojo, es importante la indicación del médico para que pueda prevenirse sin mayores dificultades.

Para mantener saludable la vista, la dieta y el ejercicio son importantes. Funciona muy bien el consumo de zanahoria, por el alto contenido de beta caroteno. La Vitamina C y E y Omega 3 pueden reducir el riesgo e cataratas. El ejercicio aeróbico puede disminuir la presión ocular.

Otros artículos del Tour Guiado por Nuestro Cuerpo:

jueves, 24 de julio de 2008

Hacernos responsables de nuestras decisiones y del paso del tiempo

Pregunta:

Buscando cosas para mi madre encontré tu blog, vivo en una ciudad, soy profesional y me crié en un pueblo del interior, mis padres hoy viven a 400 Km mío, y siento que luego de 15 años de mi partida no logran elaborar su duelo, pretenden que traspole mi vida a un lugar lleno de recuerdos pero de otra época, siempre que los visito con mis hijos me voy con una culpa infinita que me deja mal y me pregunto ¿por qué? Ellos ni hablar de venir a vivir conmigo a la ciudad, sienten que tienen su vida pero por otro lado tiempo cada vez que llamo mi mamá me dice que está sola, la diferencia de edad entre ellos es muy grande ella está vital y él lleno de caprichos, lleno de cosas que no quiere tirar, me gustó mucho eso de tirar las cosas viejas que hablas en tu nota. Qué difícil que es dar vuelta las cosas, como cuesta aceptar el tiempo...

Respuesta:

La palabra duelo me parece demasiado dura para describir la partida de una hija hacia el crecimiento y al encuentro con la vida adulta. Soy como una especie de militante a favor de la responsabilidad, y no de la culpa ya que ésta sólo aporta sufrimiento y no resuelve nada.

Armaste una familia y juntos viajan al encuentro de la otra parte de la familia primaria ¡Qué mejor regalo! Quizás si te quedabas en el pueblo ni siquiera formabas pareja.

Tu madre no está sola porque por lo que decís vive con la pareja que eligió o al menos con la que le eligieron, da igual. Y vos sos el fruto de esa unión, que siguió dando frutos en el árbol de la vida. Es posible que tu madre confunda soledad con abandono y ha quedado presa de ese malentendido.

Creo que más que no aceptar el paso del tiempo lo que nos cuesta es darnos cuenta de la responsabilidad de cómo lo invertimos. ¿En alegría o en quejas? ¿En amor o reclamos?

Te pido que despidas el sentimiento de culpa cuanto antes, porque al ser una energía negativa se contamina nuestro planeta que ya tiene de sobra. Sugerile a tu madre hacer algún tipo de trabajo solidario que le hará bien a otros y a ella misma.

Preguntas relacionadas: Hijos viviendo lejos

[Foto de Fabiola Medeiros