Gracias a la ciencia y la gerontología, la esperanza de vida es cada vez mayor y esto nos lleva a reflexionar: ¿Cómo prepararnos para nuestro envejecimiento? ¿Cómo enfrentar la vejez de mis padres? ¿Cómo mejorar la calidad de vida? Muchos nuevos desafíos nos esperan y espero en este espacio poder ayudar a que todos tengamos un envejecimiento pleno y lleno de vida...
Tarde o temprano, llegará: ¡la batalla contra el tiempo, ya está perdida! Así que mejor preparémonos para disfrutar cada minuto...
Cariños,
Elia
___________________________________________________________________
VISITA MI WEB

http://www.eliatoppelberg.com/

ENVIAME TUS PREGUNTAS
eliatoppelberg@gmail.com
________________________________________

domingo, 30 de marzo de 2008

Derechos de la Ancianidad

Pregunta:
Elia, en el año 1949, se reformó la Constitución Nacional Argentina y se incluyeron los siguientes Derechos de la Ancianidad :

1.- Derecho a la asistencia
2.- Derecho a la vivienda
3.- Derecho a la alimentación
4.- Derecho al vestido
5.- Derecho al cuidado de la salud física
6.- Derecho a la salud moral
7.- Derecho al esparcimiento
8.- Derecho al trabajo
9.- Derecho a la tranquilidad
10.- Derecho al respeto

El Estado no está cumpliendo con estas obligaciones. ¿Cómo podemos colaborar?

Respuesta:
Incluir los Derechos de la Ancianidad en la Constituciòn Argentina del año 1949, ha sido sin duda un paso importante. Pero la realidad es que nunca se lo ha considerado como tema prioritario, y el Estado no está cumpliendo con su responsabilidad, agravando todo esto, porque el Boom de la Longevidad ha roto con cualquier cálculo y en el año 1949 la gente vivía en promedio 20 años menos!
La forma de ayudar es siempre la de la hormiguita, mejorar la calidad de vida de los adultos mayores que nos rodean y así la ancianidad tendrá un sentido diferente.

sábado, 29 de marzo de 2008

¿Se puede decidir morir en forma conciente?

Pregunta:
Elia, mi madre tiene 83 años, permanece con la mirada perdida y sin comunicarse. Una vez por semana más o menos, vuelve a la conciencia y dice que así no quiere vivir.
Yo vivo triste por su situación que creo que es una desgracia, pero me han dicho, que de alguna manera ella lo está eligiendo. ¿Qué opinas?

Respuesta:
Aunque te sorprenda pienso que es muy posible, ya que son los temas pendientes o los miedos los que nos hacen aferrarnos a la vida. Quizás frente a su actitud puedas aprender a desapegarte a tiempo si te toca llegar a una situación similar.
Cuando uno no quiere vivir y se está en un momento límite de indefensión como parece ser la que describes, se puede decidir comenzar a partir, despidiéndose claramente aunque no sea en voz alta, a cortando los lazos que nos mantienen aferrados a la vida. Cerrando uno a uno cada tema que nos preocupe.
Te sugiero que si estás presente en ese pequeño momento de lucidez de tu madre, la tranquilices, le digas lo que ha significado para vos, lo que te queda de ella, que siempre la llevarás en tu corazón y que puede irse en paz y de tu mano si fuera necesario.

(Foto de Simply)

jueves, 27 de marzo de 2008

¿La tengo que visitar?



Pregunta: Elia, tengo a mi madre de 91 años viviendo en un geriátrico desde hace seis años y no nos reconoce desde aquel momento. Nunca he dejado de visitarla pero en el último año se me hace casi insostenible. Me lleva mucho tiempo y el cincuenta por ciento de mi sueldo. Si voy me lleno de angustia, tristeza y bronca. ¿tengo que hacer el esfuerzo de visitarla?


Respuesta: Ya has hecho un sobre-esfuerzo para sostenerla tantos años psicológica y materialmente. Te sugiero que la visites, solamente si crees que te va a hacer bien. De lo contrario, deja que ella siga su proceso. Y si no puedes soportar los costos de esta internación busca una que no te sea tan gravosa. (Foto de amarilla)

martes, 25 de marzo de 2008

¿Soy un monstruo por pensar así?


Pregunta:
Fui a visitar a la madre de una íntima amiga al geriátrico donde está internada desde hace unos meses. Tiene 94 años, creen que no reconoce, perdió el habla, cuando la colocan en la silla está atada porque no se sostiene, siempre con la mirada perdida.
Como tiene una sonda y se la arranca, tenía las manos atadas, porque según me explicaban, cuando se la saca se descompensa y la tienen que internar lo cual ya ha sucedido dos veces.
Yo no puedo dejar de desear que muera. ¿Me he transformado en un monstruo?

Respuesta:
No solo no eres un monstruo, sino que tendrían que orar o meditar para que ella pueda desprenderse de este plano. Para ayudarla quizás tendrían que pensar en algún tema o noticia pendiente, que ella esté esperando para poder partir en paz.
Las condiciones que describes sólo traen sufrimiento, para el que lo padece, y para todos los que la rodean.
Pongamos el alivio posible donde hay sufrimiento.

(Foto de crouchingcathiddendog)

domingo, 23 de marzo de 2008

Frases de alimentación y longevidad


1) “Buen vino y sopas hervidas, alargan al viejo la vida”
2) “Bueno es para la vejez a ratos leche y a ratos vino de Jerez”
3) “Con leche y vino el viejo se hace niño”
4) “Pan tierno y vino añejo, dan vida al viejo”
5) “Si quieres vivir cien años, toma miel todos los días del año”
6) “Come poco si eres viejo y conservarás el pellejo”
7) “Quien come mucha sal, viejo se haz”
8) “Leche y huevos, de hombres viejos hace nuevos”
9) “Come pan y bebe agua, y vivirás vida larga”
10) “No le quiere mal quien al viejo hurta lo que ha de cenar”
11) “Quien de mozo come gallinas, de viejo tendrá que comer sardinas”
12) “Viejo que buen vino bebe, tarde muere”

Extraído de DeMayores.com

sábado, 22 de marzo de 2008

Muchos médicos...

Pregunta:
Licenciada, cada vez soporto menos la actitud de mi madre. Vive yendo de médico en médico y estoy segura que le gusta más una colonoscopía que viajar por la montaña. En muchos casos la tengo que acompañar yo (que tengo familia y trabajo) porque nunca termino de saber qué dolencias son reales y cuáles no.
Vivo discutiendo con ella ¿Qué puedo hacer?

Respuesta:
Hay un tiempo para cada cosa, y quizás a tu madre le llegó el tiempo de los médicos, de la mano del temor al envejecimiento y al morir. Esto es demasiado personal para cuestionarlo, pero sí sugiero manejarte con límites claros.
Confía en lo que dice acerca de sus diagnósticos, y ella sola los irá decantando. Si tiene fuerza para ocuparse de las consultas, tendrá también para los resultados de las mismas. No está mal que ella haga su propia síntesis.
Recuerda y recuérdale, que son temas personales, y que se manejan en forma individual. Y que tu por razones generacionales eres responsable especialmente de tus hijos, pero también de tu salud, para que no se tenga que revertir la atención y sea tu madre la que tenga que acompañarte a ti en el futuro.


(Foto de abbietabbie)

jueves, 20 de marzo de 2008

Todos pretenden que les dedique más tiempo

Pregunta:
Elia, la vida nunca nos libera del todo. Como decía mi abuela: "¡Cuándo seré lo suficientemente grande como para mandarme yo sola!".
Ahora que mis padres murieron y tengo 60 años me quedan tías, hermanas y hasta amigas que pretenden que les dedique más tiempo e incluso las atienda. Yo ya no me siento joven ni con la energía de antes y, además, quiero dedicarme a hacer otras cosas, ¿cómo hacérselos saber sin que se sientan ofendidas? ¿O es que en realidad soy egoísta y mi deber sería acompañarlas?
Desde ya, muchas gracias

Respuesta:
Soy reiterativa con la idea que "la vida es un trámite personal". Es nuestra responsabilidad mejorar nuestra calidad de vida, especialmente cuando nuestras responsabilidades sobre terceros disminuyen, y disponemos de más tiempo libre
De esta manera no sólo lo disfrutaremos sino que estaremos disminuyendo las probabilidades de que sea otro familiar o amigo el que se tenga que ocupar de nosotros.
De nada sirve ser generoso hoy, si hipoteco para el futuro la vida de los demás.

miércoles, 19 de marzo de 2008

Mi agradecimiento a Jorge Guinzburg


Hace una semana murió Jorge Guinzburg uno de los grandes humoristas argentinos. Mi agradecimiento por los millones de carcajadas, provocadas en todos nosotros. El humor nos cura y él no sólo nos curó hasta el final, sino que seguirá haciéndolo, con sólo recordar su sonrisa.

También mi agradecimiento por haberme invitado a participar en varios programas de Mañanas Informales, que hizo que mis libros sobre el envejecimiento tuvieran una especial difusión con su bendito humor.
La noticia de su muerte cayó como una bomba. Sólo quienes lo rodeaban sabían que padecía cáncer según leí en la revista Noticias.
En nuestra sociedad, preferimos no hablar de este padecimiento. Quizás sea por los malos entendidos a los que estamos acostumbrados.

  • Cáncer es sinónimo de muerte: esto no sólo no es cierto, y en todo caso, si lo asociamos, es porque todos vamos a morir de algún modo.
  • No quiero que me tengan lástima: solemos sentirla, cuando ilusionamos, que es el otro el que va a morir, y es una forma de negar nuestra propia muerte, de manera que bien haríamos en atrevernos a contarlo para ayudar a los que no quieren recordar que pasaremos todos por eso.

  • A la gente no le gusta que le hablen de cáncer: es cierto, y es hora que comencemos a hacerlo, para ayudar a perder el temor, y así acompañar al que lo padece, desde otro lugar.

  • La sociedad discrimina al enfermo de cáncer: Ya empieza a dejar de hacerlo, y es bueno contribuir en esa dirección.

  • Las figuras públicas hacen lo posible por no desilusionar de alguna manera: el morir es un hecho que nos sucede a todos antes o después y la desilusión es simplemente una negación del hecho.
Es hora que como sociedad empecemos a desarmar estos malos entendidos, para poder acompañar más libre y amorosamente, a quienes como Jorge deben atravesar estas despedidas.

(Foto de digital & sado)

martes, 18 de marzo de 2008

Tanto tiempo en coma... ¿Espera a alguien?

Pregunta:

El hermano de mi madre está en estado de coma, desahuciado, hace tres meses y a diez mil kilómetros. Mi madre vive con terrible angustia, y esto se agrava porque los costos de la clínica los sostenemos desde aquí y son muchos.

Le han dicho, que él no muere porque la está esperando para despedirse. Y mi madre duda entre "Eso es absurdo" o "¿Será posible?". ¿Usted qué opina?


Respuesta:

Forma parte de lo misterioso que nos resultan los estados inconscientes. Pero en la práctica es bastante común, que gente en situación teminal no muera hasta que algo muy deseado suceda.

Es posible que su tío esté esperando a su madre. Aliéntela a que viaje, y que una vez allí, lo tome de la mano y se despida, ella misma verá como la transformación sucede.

Será para alivio de todos.

lunes, 17 de marzo de 2008

Hermosa nota publicada hoy Lunes 17 de marzo en La Nación...
Tras jubilarse, se animaron a emprender nuevas actividades
> Ir a la nota LANACION.com Información general Lunes 17 de marzo de 2008

Hallaron nuevas metas al jubilarse
> Ir a la nota LANACION.com Información general Lunes 17 de marzo de 2008

Tortolitos que peinan canas

Nota publicada en farodevigo.es por (por María de la Huerta)

Cupido no entiende de edades y lanza sus flechas a discreción, sin importarle si sus destinatarios son niños, adolescentes, adultos o personas de la tercera edad. Y es que, como bien dice el refrán, "nunca es tarde si la dicha es buena", y enamorarse, sin duda, lo es. No es de extrañar, por tanto, que cada vez se formen más parejas en residencias de ancianos, centros de día y, cómo no, en las ya famosas excursiones del Imserso. Porque, ¿alguien dijo que el amor es sólo para los jóvenes?
Andrés Vázquez Piñeiro, vicepresidente de la Sociedad Gallega de Gerontología y Geriatría y director del complejo Euxa Narón, asegura que el que una pareja establezca relaciones en una residencia es muy positivo, tanto para los propios ancianos, como para el personal del centro.
[Seguir leyendo]

sábado, 15 de marzo de 2008

Dos amigas

Dos amigas se encontraban tomando un café y una le comenta en tono de queja a la otra:

-"Mi mamá me llama mucho por teléfono para pedirme que vaya a hablar con ella. Yo voy poco y en ocasiones siento que me molesta su forma de ser. Ya sabes como son los viejos: cuentan las mismas cosas una y otra véz. Además, nunca me faltan compromisos: que el trabajo, que mi novio, que los amigos... "

-"Yo en cambio..." - le dijo su compañera - "...platico mucho con mi mamá. Cada vez que estoy triste, voy con ella; cuando me siento sola, cuando tengo un problema y necesito fortaleza, acudo a ella y me siento mejor."

-"Caramba ..." se apenó la otra "... Eres mejor que yo.”

-"No lo creas, soy igual que tu“, respondió la amiga con tristeza,"...visito a mi mamá en el cementerio. Murió hace tiempo, pero mientras estuvo conmigo, tampoco yo iba a charlar con ella y pensaba lo mismo que tu. No sabes cuanta falta me hace su presencia, cuanto la echo de menos y cuanto la busco ahora que ha partido. Si de algo te sirve mi experiencia, disfruta de tu mamá hoy que todavía la tienes, valora su presencia resaltando sus virtudes que seguro las tiene y trata de hacer a un lado sus errores que de una forma u otra ya forman parte de su ser. No esperes a que esté en un panteón, porque ahí la reflexión duele hasta el fondo del alma, porque entiendes que ya nunca podrás hacer lo que dejaste pendiente, será un hueco que nunca podrás llenar, no permitas que te pase lo que me pasó a mi."

En el automóvil, iba pensando la muchacha en las palabras de su amiga. Cuando llegó a la oficina, dijo a su secretaria: -"Comuníqueme por favor con mi mamá, no me pase más llamadas y también modifique mi agenda porque este día, se lo dedicaré a ella!!!

Como siempre digo, los reclamos tienen fecha de vencimiento. Si guardas viejos rencores, déjalos a un lado. Establece tus prioridades y maneja tu tiempo, no dejes que el tiempo te pase por arriba. Disfruta HOY de tus seres queridos y no dejes asuntos pendientes.

(Historia extraída del blog Dinámicas Vivenciales y foto de culiculicz)

viernes, 14 de marzo de 2008

Enfermedad terminal

Pregunta:

Tengo 55 años, cuatro hijos, seis nietos. Acaban de diagnosticarle cáncer bastante avanzado, a mi madre de ochenta y no puedo soportarlo. Sigo trabajando porque no tengo otra pero el resto del tiempo lo paso en la cama, deprimida. Perdí las fuerzas. ¿Es esto normal?


Respuesta:

No hablaría de normal o patológico, el diagnóstico de cáncer suele ser recibido siempre con sorpresa y mucha angustia, pero al asombro del primer momento, sería pertinente poder aceptar especialmente en tus circunstancias, la nueva realidad.

Con una familia tan prolífica, y con una mamá que cumplió ochenta sin altibajos, hay mucho para agradecer. Y por suerte , tiempo para acompañar a tu madre en este último tramo, y comenzar la despedida.

Esto es... ¡una bendición! Aprovecha la oportunidad.


(Foto de hollyhberry1)

jueves, 13 de marzo de 2008

Manejar ... ¿hasta cuando?

Pregunta:

Mi marido de ochenta y tres años, maneja desde toda la vida, pero en los últimos dos años, veo que cada vez comete más imprudencias, tengo mucho miedo de que se dañe o lastime a otros. No acepta de ninguna manera dejar de hacerlo, dice que está muy bien y que yo exagero. ¿Tendría que obligarlo o hacer algo por la fuerza?


Respuesta:

Es bastante común que esto suceda, pero también muy peligroso no sólo para él mismo, que en todo caso es responsable de cuidarse, sino para otros. Quizás tendría que opinar un tercero acerca de la calidad de su manejo, y eventualmente el médico de cabecera podría intervenir para ayudar a que acepte dejar de manejar y que eso no es dejar de ser útil o viril. Algunos que conozco se han sorprendido con lo cómodo que les resultó el cambio por remises y taxis. Descubrieron que pueden ver la ciudad relajados y tranquilos. Y que al no pagar estacionamiento, seguro, mecánico y todos los costos relacionados con el auto... ¡hasta se ahorraban dinero!


(Foto de M. Erhardsson)

miércoles, 12 de marzo de 2008

Mantener hábitos saludables alarga la longevidad

Del Blog DeMayores.com:

Los estragos que el paso de los años reflejan en las personas mayores puede hacer menos mella según los expertos. Mantener hábitos saludables ayuda, según Vicente Ortega, “a prevenir enfermedades propias de las edades avanzadas antes de que lleguen y no sólo cuando se llega a edades adultas”. Ortega, director del Instituto de Envejecimiento de la Universidad de Murcia (UMU), presentó ayer junto con Manuel Del Pozo, actual presidente del Colegio de Médicos, Paloma Recio, directora general de Personas Mayores de la Consejería de Política Social y Juan María Vázquez, vicerrector de Investigación de la UMU el segundo ciclo de conferencias sobre ‘Hábitos saludables en el envejecimiento’ en el Colegio de Médicos.

Según indicó Del Pozo, “el 25 por ciento de las enfermedades que pueden aparecer en la vejez están determinadas genéticamente, el 75 por ciento restante está en manos de los hábitos, por lo que es ahí donde podemos actuar”. Asimismo, el presidente del Colegio añadió que “el envejecimiento de la población es un hecho. Está demostrado que en el año 2028, el 75 por ciento de la población tendrá una media de edad avanzada”.

Según los expertos, “perder el miedo a la palabra vejez es el primer paso, aceptar que los cambios se van a producir e intentar alargar la independencia es un objetivo. Las ayudas, el ejercicio, una buena dieta y mantener la actividad cerebral”.

martes, 11 de marzo de 2008

No lo puedo dejar solo...

Pregunta:
Elia, mi marido y yo llevamos 45 años de casados, ambos tenemos 82 y desde hace un año aproximadamente, la salud de mi marido se ha deteriorado mucho. Yo estoy muy bien.

Siempre hemos viajado mucho y quiero seguir haciéndolo, pero él debido entre otras cosas a la pérdida de control de esfínteres y como usa pañales, no acepta dormir en ningún otro lado que no sea en casa.
Desde ya no se opone a que yo viaje. De hecho algún fin de semana lo he hecho, pero me siento mal, creo que no está en condiciones de quedarse sólo, pero no acepta compañía extraña.
Si le pasara algo cuando yo no estoy, no podría superarlo. ¿Qué me aconseja?

Respuesta:
Cuarenta y cinco años de casados son lo suficientemente sólidos para empezar a pensar que en algún momento uno de los dos no estará. En general es así. Nada garantiza que a él o a vos no les suceda "algo" en cualquier circunstancia.
Sugiero hablar amorosamente del tema, y agradecerle el hecho de que acepte de buen grado que sigas viajando. Si le ofreces compañía alternativa y él no la acepta, es un riesgo que el toma. Quizás también esté haciendo su experiencia por si es a él a quién le toca quedar solo.
Disfrutar hasta el último momento es un regalo para todos.

lunes, 10 de marzo de 2008

Historia de las 2 vasijas

Encontré esta hermosa historia en el blog Dinámicas Vivenciales...

Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaba a los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros. Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino a pie, desde el arroyo hasta la casa de su patrón; pero cuando llegaba, la vasija rota sólo tenía la mitad del agua. Durante dos años completos esto fue así diariamente; desde luego, la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable, porque sólo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, la tinaja quebrada le habla al aguador diciéndole:-Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas sólo puedes entregar la mitad de mi carga y sólo obtienes la mitad del valor que deberías recibir.
El aguador, apesadumbrado, le dijo compasivamente:-Cuando regresemos a la casa quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino.
Así lo hizo la tinaja. Y en efecto vio muchas flores hermosas a lo largo, pero de todos modos se sintió apenada porque al final, sólo quedaba dentro de ella la mitad del agua que debía llevar.

El aguador le dijo entonces:-¿Te diste cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado y por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi Maestro. Si no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza.

Sin juzgar, y sólo con la confianza que cada uno de nosotros da lo mejor es que tenemos en nuestras manos la posibilidad de llenar los caminos de flores...

domingo, 9 de marzo de 2008

Viajes

Pregunta:
Elia, mi marido y yo llevamos 45 años de casados, ambos tenemos 82 y desde hace un año aproximadamente, la salud de mi marido se ha deteriorado mucho.
Yo estoy muy bien. Siempre hemos viajado mucho y quiero seguir haciéndolo, pero él debido entre otras cosas a la pérdida de control de esfínteres y como usa pañales, no acepta dormir en ningún otro lado que no sea en casa.
Desde ya no se opone a que yo viaje. De hecho algún fin de semana lo he hecho, pero me siento mal, creo que no está en condiciones de quedarse sólo, pero no acepta compañía extraña.
Si le pasara algo cuando yo no estoy, no podría superarlo ¿Qué me aconseja?

Respuesta:
Cuarenta y cinco años de casados son lo suficientemente sólidos para empezar a pensar que en algún momento uno de los dos no estará. En general es así.
Nada garantiza que a él o a vos no les suceda "algo" en cualquier circunstancia .
Sugiero hablar amorosamente del tema, y agradecerle el hecho de que acepte de buen grado que sigas viajando.
Si le ofreces compañía alternativa y el no la acepta, es un riesgo que el toma. Quizás también esté haciendo su experiencia por si es a él a quién le toca quedar solo.
Disfrutar hasta el último momento es un regalo para todos.

sábado, 8 de marzo de 2008

Ejercitándonos para "Antes de partir"

Fui a ver la película "Antes de Partir" (con actuaciones impecables de Jack Nicholson y Morgan Freeman) que nos enseña una manera amorosa, compleja y aliviadora, de tomar las decisiones que no hayamos tomado, para cuando más tarde o más temprano, algún diagnóstico nos anuncie la inminencia de la muerte.
Enfrentar la situación, no temer, ser capaz de hacer lo que realmente se cree que falta, tratando de dejarse influenciar los menos posible por la gente querida que aunque nos quiere puede confundirnos. Y por sobre todo no olvidar que "morir es un trámite personal".
Cualquiera sean las condiciones en que nos encuentre el "anuncio", siempre habrá tiempo para pedir perdón, para decir lo que queríamos decir, para dejar una enseñanza a los que todavía la vida no los enfrentó con esa realidad.
El Boom de la Longevidad contribuye tramposamente a postergar y hacernos olvidar del tema, porque cada vez lo vemos más lejos. A la bendición de los muchos años por vivir, agreguémosle la sabiduría de aceptar cuanto antes, que un día moriremos, y para hacerlo en Paz, tenemos la responsabilidad de cumplir con la tarea de anticipar nuestros deseos para que así ocurra.

He aquí el trailer...


video

viernes, 7 de marzo de 2008

Mi hija quiere más dinero

Pregunta:
Licenciada, quiero su opinión.
Soy viudo desde hace cinco años, tengo tres hijos. En su momento repartí los bienes gananciales que eran de mi mujer y correspondía a mis hijos. Con la sola excepción del departamento en el que vivo el cual le fue donado a mis hijos pero yo mantengo el usufructo en vida, es decir no lo disponen hasta que yo muera.
Mi hija mayor, hizo inversiones malas o equivocadas, no sé, lo cierto es que perdió todo ese dinero. El problema actual es que vivo discutiendo con esa hija, porque ella dice que necesita el dinero por un lado, y por el otro que es absurdo que yo viva en un lugar tan grande y con tantos gastos.
Yo me siento muy cómodo en mi casa, rodeado de todos mis objetos queridos, desde pequeñeces, hasta obras de arte con cierto valor. A las discusiones se les agrega algo que para mí es muy importante, y es que han traído un alejamiento de mis nietos, ya que ellos dicen que no quieren tomar parte, que nos arreglemos, pero la mala opinión que esa hija tiene de mí, creo que ha influido para mal. Mis otras hijas se abstienen de opinar, evitan la confrontación, y aclaran que no necesitan el dinero.
Lo cierto es que a los 85 años, me veo envuelto en una situación para mí totalmente injusta. Yo podría darle ese 16% del piso donde vivo. Pero me llena de rencor, de desigualdad con las otras hijas, y no quiero terminar mi vida con esta tensión. ¿Qué se le ocurre?

Respuesta:
Coincido con usted en que no hay ningún reclamo de tipo legal que ella pueda hacer.
La opinión de que su casa es muy grande, puede ser válida, pero no es más que una opinión. Esa es su casa, y usted se auto-sostiene, de manera que no tiene que pasar de allí.
La relación con sus nietos es muy importante, y si se han alejado, quizás usted no ha sido claro en contarles cuál es su posición. Hable una vez más con ambos chicos, dígales el dolor que le causa que viejos malos entendidos los involucren negativamente. Y trate que no haya que tocar más el tema, aunque a veces ellos digan algo que usted le atribuye a influencias negativas de su hija.
Con respecto a que su casa es grande, es una opinión relativa, y nuevamente, es usted el que decide sobre eso.
Sin embargo, es mi posición con las "casas de toda la vida", que es bueno ir practicando el desapego como forma de aceptar que el morir forma parte de la vida y que es bueno hacerlo en paz, y para eso ayuda mucho el no tener apegos que nos detengan. Disfrutemos de ir desarmando nuestra casa con el mismo amor con que fue armada, porque se cumplió una etapa. Y esos mismos objetos pueden hacer felices a otros que están en el camino de ida.

Seamos ejemplos positivos, para los que vienen detrás.

jueves, 6 de marzo de 2008

"Más años es tal vez más felicidad"

En el artículo "Más años es tal vez más felicidad", publicado en el Clarín de hoy, cuentan que se realizó una investigación sobre 2.000.000 de personas en ochenta países, acerca de la relación entre la edad y la satisfacción con la vida. Los resultados concluyeron en que la actitud positiva y entusiasta ante la vida en el sector de los jóvenes de veinte años es comparable a la de los mayores de setenta.

Esto es atribuible a que en el último tramo de la vida uno se siente como con la tarea cumplida, disminuyen las presiones familiares y hay satisfacción por el cuidado de sí mismo. Por otra parte, los resultados de la franja etaria de cuarenta a sesenta años arrojaron el mayor porcentaje de personas depresivas o infelices, debido a la acumulación de responsabilidades, frustración por metas no alcanzadas, separación del cónyuge, etc.

Si bien los resultados para los adultos mayores son promisorios, el boom de la longevidad nos requiere ser cuidadosos, porque hoy a los 60 y luego de tener la impresión de haber hecho la tarea, pueden quedarnos más de dos décadas, con una sensación de nuevo vacío que no esperábamos. Si tenemos éxitos conseguidos, disfrutemos de ellos y aprendamos a seguir subiendo escalones, con intereses similares o distintos, pero con la convicción de que si somos flexibles y creativos lo que está por venir, será de una cualidad distinta pero atractiva.

miércoles, 5 de marzo de 2008

Los refranes populares españoles dejan mal paradas a las viudas

Navegando un poco, encontré esta divertida entrada en el Blog DeMayores.com...

Los refranes de los viejos siempre salen verdaderos” y “quien habla por refranes, es un saco de verdades” porque “refranes antiguos son evangelios chicos”. Pues bien, las viudas quedan bajo sospecha y aparecen muy maltratadas en los refranes de antaño.
Pongamos algunos ejemplos de refranes populares ampliamente difundidos por la geografía española:
  • “La viuda rica con un ojo llora; con el otro, repica”
  • “Lágrimas de viuda, el primer soplo de aire las enjuga”
  • “Viuda moza que mucho llora, tiene llando para una hora”
  • “Dolor de viuda, poco dura”
  • “La viuda joven, en su cama, al muerto llora y por un vivo clama”
  • “La viuda que mucho llora, hambre tiene de boda”
  • “La viuda que se arrebola, por mi fe que no duerme sola”
  • “Viuda andariega, bien liga con el primero que llega”
  • “La viuda llorando, novio está buscando”
  • “Llanto de viuda, poco dura”
  • “Mujer viuda con toca, dos veces loca”
  • “De viuda tres veces casada, no te fíes nada”

¿Dónde están las asociaciones feministas para reivindicar al colectivo de viudas? ¿Dónde se encuentra la Federación Española de Asociaciones de Viudas Hispania para defender a sus socias?

Por otro lado, buscando una foto para ilustrar esta entrada, puse "widow" (viuda en inglés) en Flickr y me encontré con esta hermosa flor, "Tradescantia Virginiana" también llamada "Lágrima de viuda" (foto de heurtoirfan)...
Bastante hermosa para ser algo tan "amargo", no? ¡Reivindiquemos a las viudas! ;o)

Obesidad

Pregunta:
Tengo 78 años, soy obesa. Como muchísimo y me gusta hacerlo, pero vivo discutiendo con mi familia que ha llegado a esconderme la comida en casa y mentirme. No le veo ningún arreglo a la situación ¿Usted sí?

Respuesta:
No sé si hay "arreglo", pero el sufrimiento de todos no aporta nada positivo.
Sabemos que la obesidad genera severas discapacidades físicas en el mediano o largo plazo y además requiere cuidados especiales, que no sé si usted estaría en condiciones de solventar, no sólo por lo económico sino por la dedicación que requiere de otros familiares. Entiendo que los desacuerdos y mentiras tendrían una intención amorosa, pero con esos ingredientes, nada positivo se puede lograr. Es muy difícil pedirle a los familiares que se abstengan de accionar, no sólo por el posible dolor que les cause, sino porque seguro estarán involucrados en las consecuencias.
Una posibilidad es que espacien las visitas, algo así como "ojos que no ven..."
O que usted considere la posibilidad de alguna internación para el resto de su vida, donde no involucre a los seres queridos. Al menos en la necesidad de enojarse, o de mentir.
Y la última que no habría que descartar, es considerar el inicio de un camino espiritual, que la ayude a definir más precisamente, la calidad de vida con que desea vivir el resto de sus días.

lunes, 3 de marzo de 2008

La gran verdad de la vida es su constante fluir

Descubrir y liberar en cada ser humano y por sí mismo la felicidad que brota de la propia vida, es decir, la alegría de vivir o amar, es la belleza, el sentido y la culminación de la existencia.
La gran verdad de la vida es su constante fluir, su fresca y desconocida corriente en la novedad de cada momento y su bella y poética despedida del mismo fugaz instante que acaba de pasar.
Latido y silencio: acción, descanso y nueva acción, es decir “renovación constante de la energía” .
Así funciona el Universo, la vida y su milagro mismo de eternidad, avanzando siempre y evitando su agotamiento, mediante la necesaria, imprescindible interrupción o descanso; día y noche. Y otra vez, el nuevo, fresco y luminoso día. Siempre avanzando, en cada nuevo instante de su eterno, fresco y desconocido fluir, sin estancarse ni retroceder jamás.

Extracto de El “secreto” de la Eterna Juventud de Jacobo Zaslavsky (Libre pensador, poeta y escritor)

(foto de horace5id)

¿Qué es la vejez?

Pregunta:
Quisiera saber qué es lo que define la vejez... Lo físico, lo mental o la secuencia de años?

Respuesta:
Creo que se es "viejo" cuando todo esta en armonía, cuerpo, mente y secuencia de muchos años.
Ayer hablé con una mujer que cumple noventa años el mes que viene. Su cabeza está impecable, su cuerpo no tanto. Sabe que son muchos años, pero hay una armonía en esto.
Si bien su espíritu va adelante, sabe que es el cuerpo el que le da el OK y en este caso no se lo está dando. Hay ganglios que sugieren algo cancerigeno y lo toma como toma sus noventa, con la sorpresa de haber llegado a una edad que nunca imaginó.
¡Es una vieja encantadora!

domingo, 2 de marzo de 2008

Aceptémonos

Les traigo un video realizado por la Fundación Dove para la Autoestima, que nos muestra cruda y realísticamente cómo la sociedad y los medios nos han distorsionado el concepto de belleza.

video

Nos sometemos a dietas insalubres, operaciones interminables y los 1500 tratamientos "milagrosos" que solo logran generarnos frustración y alejarnos de nosotros mismas. Alcanzar un "ideal" de belleza ficticio no es posible y solo nos provoca sufrimiento.

Aceptémonos.

(Si no lo hacemos nosotras, ¿Cómo podemos pretender que otros lo hagan?)