Gracias a la ciencia y la gerontología, la esperanza de vida es cada vez mayor y esto nos lleva a reflexionar: ¿Cómo prepararnos para nuestro envejecimiento? ¿Cómo enfrentar la vejez de mis padres? ¿Cómo mejorar la calidad de vida? Muchos nuevos desafíos nos esperan y espero en este espacio poder ayudar a que todos tengamos un envejecimiento pleno y lleno de vida...
Tarde o temprano, llegará: ¡la batalla contra el tiempo, ya está perdida! Así que mejor preparémonos para disfrutar cada minuto...
Cariños,
Elia
___________________________________________________________________
VISITA MI WEB

http://www.eliatoppelberg.com/

ENVIAME TUS PREGUNTAS
eliatoppelberg@gmail.com
________________________________________

lunes, 6 de octubre de 2008

Mudanza (4ta parte): hacer lugar para nuevas oportunidades

Me encontré con una amiga que se alarmó al verme tan cansada.

-Me estoy mudando y me está costando mucho- sinteticé

-Yo por eso no me mudo, hace cuarenta años que vivo aquí, y aquí moriré. Estoy demasiado cansada como para pensar en mover todo esto- dijo

-Pero le dejás el paquete a los que quedan- reflexioné

-No va a ser un problema para ellos, somos una familia bastante desapegada-

-Ser desapegado ayuda pero no resuelve. En tu lugar me atrevería a empezar- le aconsejé

Mientras regresaba no podía parar de pensar en su comentario. Es cierto que el traslado de los objetos es agotador, pero... ¿el de los afectos?.

No será que estamos llenos como nuestros cajones y estantes de situaciones que ya pasaron, que nos hicieron felices, que nos hicieron sufrir, pero lo cierto es que si no intentamos integrarlas en el devenir del tiempo, estaremos en problemas.

Si mi amiga comenzara a sintetizar, es posible que se liberaran las viejas energías y que hubiera espacio para las nuevas. Casa nueva, barrio nuevo, nuevas relaciones...

Después de los 60s ya es tiempo de recorrer pequeños senderos que pasamos por alto.

Será más lentamente, pero no menos atractivo.