Gracias a la ciencia y la gerontología, la esperanza de vida es cada vez mayor y esto nos lleva a reflexionar: ¿Cómo prepararnos para nuestro envejecimiento? ¿Cómo enfrentar la vejez de mis padres? ¿Cómo mejorar la calidad de vida? Muchos nuevos desafíos nos esperan y espero en este espacio poder ayudar a que todos tengamos un envejecimiento pleno y lleno de vida...
Tarde o temprano, llegará: ¡la batalla contra el tiempo, ya está perdida! Así que mejor preparémonos para disfrutar cada minuto...
Cariños,
Elia
___________________________________________________________________
VISITA MI WEB

http://www.eliatoppelberg.com/

ENVIAME TUS PREGUNTAS
eliatoppelberg@gmail.com
________________________________________

lunes, 8 de noviembre de 2010

Las cuatro estaciones

Me encantó esta presentación, porque es muy cierto cuán parcial puede ser nuestra mirada de la vida, si la vemos con una sola perspectiva estacional.

Se me ocurrió que la sabiduría que nos llega con el paso del tiempo (es decir, llega y podemos tomarla o no) trae la flexibilidad que nos da observar los procesos.

Esto de haber llegado al Otoño de mi vida me permitió ver de qué se trató la primavera y el verano, y por qué hoy la energía se ovilla aquí, para descansar contemplando la culminación del proceso de “mí” vida, no de “la” vida porque parte de mí ya está en los brotes de los que me suceden.

Dichosos los que por razones climáticas viven con estaciones bien diferenciadas que nos ayudan a ser más conscientes del paso del tiempo.

video

1 comentario:

alba dijo...

Elita, coincido plenamente con vos, la presentación es muy acertada y bella, hace tiempo que pienso que el problema no está en acumular años, sino en llevarlos como una carga inmodificable,sin saber extraer de ellos lo bueno y lo malo que nos dejaron para modificar conductas y transitar otros caminos,