Gracias a la ciencia y la gerontología, la esperanza de vida es cada vez mayor y esto nos lleva a reflexionar: ¿Cómo prepararnos para nuestro envejecimiento? ¿Cómo enfrentar la vejez de mis padres? ¿Cómo mejorar la calidad de vida? Muchos nuevos desafíos nos esperan y espero en este espacio poder ayudar a que todos tengamos un envejecimiento pleno y lleno de vida...
Tarde o temprano, llegará: ¡la batalla contra el tiempo, ya está perdida! Así que mejor preparémonos para disfrutar cada minuto...
Cariños,
Elia
___________________________________________________________________
VISITA MI WEB

http://www.eliatoppelberg.com/

ENVIAME TUS PREGUNTAS
eliatoppelberg@gmail.com
________________________________________

miércoles, 28 de mayo de 2008

Un cerebro más viejo, pero más sabio

Nuevos conceptos en neurociencias

El siguiente artículo fue publicado en el diario La Nación el sábado 24 de mayo, tomado del New York Times y escrito originalmente por Sara Reistad-Long.

Cuando las personas mayores no pueden recordar los nombres en un cóctel, tienden a pensar que su capacidad mental está declinando. Pero un creciente número de estudios sugieren que en la mayoría de los casos esa suposición es errónea. En su lugar, las investigaciones han hallado que el cerebro que envejece simplemente está asimilando más información, tratando de filtrarla a partir de un revoltijo de datos, la mayoría de las veces para su beneficio en el largo plazo. Esos estudios se analizan en la nueva edición del libro de neurología Progress in Brain Research (Progreso en la investigación sobre el cerebro) . Con los años, algunos cerebros sufren deterioro. La enfermedad de Alzheimer, por ejemplo, afecta al 13% de los norteamericanos mayores de 65 años. Pero para gran parte de los adultos mayores, según afirman los autores del citado libro, buena parte de lo que experimentan es una ampliación gradual del foco de atención, que hace más difícil retener sólo un dato, como un nombre o un número de teléfono. Y aunque pueda ser frustrante, suele ser beneficioso. "Quizá la «distractibilidad», de hecho, no sea algo malo -dijo Shelley H. Carson, investigadora en psicología de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, cuyos estudios son citados en el libro-. Quizás incrementa la cantidad de información disponible para la mente consciente." Por ejemplo, en estudios en los que a los sujetos se les pedía que leyeran textos que eran interrumpidos por palabras o frases inesperadas, los adultos de 60 o más años se desempeñaban mucho más lentamente que estudiantes secundarios. Si bien los estudiantes recorrían el texto a una velocidad constante sin importar qué significaban esas palabras fuera de lugar, las personas mayores se demoraban más cuando esas palabras estaban relacionadas con el tópico del texto. Eso indica que no sólo tropezaban con la información extra, sino que la tomaban y la procesaban. Cuando más tarde a ambos grupos se les hicieron preguntas para las cuales esas palabras fuera de lugar podían ser las respuestas, los adultos mayores respondieron mucho mejor que los estudiantes. "Para las personas jóvenes, es como si esas distracciones nunca hubieran ocurrido -dijo una de los autoras de la revisión, Lynn Hasher, profesora de psicología de la Universidad de Toronto, Canadá, e investigadora del Instituto de Investigación Rotman-. Pero los adultos mayores, como habían retenido esos datos extra, ahora resultan ser mejores para resolver problemas. Pueden transferir la información que tomaron de una situación a otra." Detalles insignificantes
Este tipo de tendencias pueden reportar grandes ventajas para el mundo real, donde no siempre está claro cuál es la información importante o cuál se volverá importante. Un indicio en un memo aparentemente insignificante puede tomar un nuevo significado si los planes originales cambian. O detalles extra que capturan la atención, como la reacción de los otros, puede ayudar a evaluar el impacto real de un orador. "Un amplio rango de atención puede hacer que las personas mayores sean capaces de saber, en definitiva, más de una situación o sobre los mensajes indirectos de lo que está sucediendo que sus compañeros más jóvenes -dijo la doctora Hasher-. Creemos que esta característica quizá tenga un papel significativo respecto de por qué pensamos que las personas mayores son sabias." En un estudio realizado en Harvard en 2003, la doctora Carson y otros investigadores evaluaron la capacidad de los estudiantes de descartar la información irrelevante cuando se los exponía a una catarata de estímulos. Cuanto más creativos se pensaba que eran los estudiantes -lo que había sido determinado por un cuestionario sobre sus logros previos-, más problemas tenían para ignorar los datos no requeridos. Una capacidad reducida para filtrar y establecer prioridades, concluyeron los científicos, puede contribuir al pensamiento original.
Creatividad y sabiduría
Este fenómeno, dijo la doctora Carson, suele estar asociado a una reducida actividad en una región cerebral llamada corteza prefrontal. Los estudios han hallado que las personas que sufren lesiones o enfermedades que reducen la actividad de esa región se vuelven más interesadas por actividades creativas. Jacqui Smith, profesora de psicología e investigadora del Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, que no participó de los estudios citados, dijo que existe una palabra para aquello que resulta cuando la mente es capaz de asimilar información y ponerla en su lugar adecuado: sabiduría. "Estos hallazgos concuerdan en todo con el contexto que estamos construyendo para lo que llamamos sabiduría -dijo-. Si las personas mayores están obteniendo más información de una situación y son capaces de combinarla con su comparativamente mayor depósito de conocimiento, van a tener una agradable ventaja."

martes, 27 de mayo de 2008

Alzheimer inverso

Esta hermosa entrada fue publicada por Jose Luis Valiño Castedo en su blog Mi vida en Geriatría's Weblog que una vez más nos demuestra el amor que pone en su trabajo: Gracias José Luis!

¿No saben lo que es el Alzheimer inverso? Pues en vez de explicárselo y darles la típica definición de diccionario les voy a contar una historia real, que me sucedió no hace mucho en una residencia de mayores distinta a la nuestra.
Pues hace unas semanas me acerqué a una ver una de las residencias donde trabaja una de las mejores profesionales que conozco en una ciudad próxima a la mía. Tengo que decir que la residencia era preciosa, muy amplia, y con mucha decoración, no me gusto la entrada o “hall” (como dicen ahora). Fuimos atendidos muy amablemente por todo el personal que allí trabaja.
Lo curioso y el hecho de escribir este tema, es cuando entramos en la cafetería y después de servirnos unos cafés, unas pastas y unos zumos. Aparece una señora caminando con su andador, y me dice: “Usted se parece a un chico muy bueno de Julián”. En ese momento le seguí el cuento y le dije que no creía que me conociera, hasta que empezó a decir que ese chico le había puesto a caminar y que se llamaba José. Ahí fue cuando le dije: “¿Perdone usted como se llama?” y me contesto…
Era una de mis primeras pacientes en la Veiga. Una de las personas a las que tuve que tratar con más cuidado y a su vez a la que le guardo un cariño especial, ya que con ella utilice la TMM o más conocida como “Terapia del Miedo a Morir” ¿no la conocen?. Bueno ya veo que hoy va ser un día de preguntas y respuestas solamente. Pues M. no quería hacer nada, ya que estaba operada de “cadera” y “había hecho toda la gimnasia dura y blanda en la Coruña” y que ni yo ni la terapeuta podíamos hacer nada por ella. La verdad es que eso me dolió, con lo que fui a ver su historial de nuevo, vi que la operación había sido hace tiempo y aunque el hueso era muy débil, podía caminar si se lo propusiera. La estuve estudiando un par de días y vi como hacia nuestra gimnasia sin que la viéramos y como levantaba sus piernas para ponerlas en una silla para que no se le hincharan. Al ver que el diagnóstico y su funcionalidad eran buenas, me decía a utilizar el TMM. Me fui hacia ella y le dije: “Quiere usted subir a la sala de fisioterapia para poder ponerse de pie” y me volvió a contestar lo de siempre. Entonces le dije: “me parece correcta su opción si lo que quiere es quedarse en una silla de ruedas, en la que aunque tenga cojín anti escaras, algún día por mucha protección le saldrá una, y eso hará que se tenga que meter mucho tiempo en cama, y lo que le puede llevar a la tumba” en ese momento me marche y la deje reflexionando. Al día siguiente, me dijo si podía ir a gimnasia y a la sala de Fisio. Como comprenderán pasaron muchas cosas y como no la señora caminó.
Dios cada vez que pienso que utilice eso, me siento mal, por que podía haber fracasado, pero lo realmente interesante es que funcionó y mi amiga se acordó de mí, después de dos años en otras dos residencias…
Los que estábamos en esa residencia saben lo contento que me puse. También me pregunto que hacia allí, y le conté una mentira le dije que estaba negociando trabajar allí, y ella pobrecita dijo “páguele bien, que este chico es muy bueno”.
Alzheimer invertido es el entonces lo que me pasó a mí, que aun queriéndola y siendo más joven que ella, no me acordaba de su cara.
Como siempre me voy a despedir con una frase de Candela Peña en la película Princesas (una de mis favoritas) dice así “Las cosas no son porque existan, son porque se sienten, porque alguien las retiene, las recuerda, les da vida”.


video

domingo, 25 de mayo de 2008

Oración para todos

(Escrita por una monja en el siglo XVII)

Señor,
Tu sabes mejor que yo que estoy envejeciendo y un día sere vieja.
No permitas que me haga charlatana y sobre todo,
adquiera el hábito de creer que tengo que decir algo,
sobre cualquier tema en toda ocasión.

Libérame de las ansias de querer arreglar la vida de los demás
Que sea pensativa, pero no taciturna, solícita pero no mandona.
Con el vasto acopio de sabiduría que poseo, parece una lástima
no usarla toda, pero tu sabes, que quiero que me queden algunos amigos al final.

Manten mi mente libre de la recitación de infinitos detalles.
Dame las alas para ir derecho al grano.
Sella mis labios para que no hable de mis achaques y dolores,
ellos van en aumento con el pasar de los años, como también mi gusto por recitarlos.
Pido la gracia de poder escuchar con paciencia el relato de los males ajenos.

Enséñame la gloriosa lección de que a veces es posible que esté equivocada.
Manten en mi una razonable dulzura.
No quiero ser santa, es dificil convivir con algunas de ellas,
pero una vieja amargada es una de las obras supremas del diablo.
Ayúdame a extraer de la vida toda la diversión posible.
Nos rodean tantas cosas divertidas, que no quiero perderme ninguna.

Amen

viernes, 23 de mayo de 2008

No me siento viejo

Pregunta:
Hola Elia, Leí tu blog sobre adultos mayores y el comenzar a envejecer. Yo estoy próximo a cumplir 86 años y comienzo a preocuparme a raíz de lo que he leído, porque creo no tener ninguno de los síntomas que enumerás. ¿Será grave eso? ¿Tendré que consultar al mèdico?
Por favor no dejes de expresar tu opinión porque estoy muy angustiado por esta duda.
Desde ya que te agradezco por ayudarme a sentirme viejo y caduco, para no escapar a la cuasi normalidad.
Con afecto y reconocimiento.

Respuesta:
Es cierto que el cuerpo es caduco, que solo el espíritu es perenne.
Pero la sensación de viejo caduco, si bien es una elección, trae sufrimiento. Éste puede evitarse siendo consciente de que pasados los 80 se está transitando el tramo final de una larga vida, lo que lleva a poner en orden nuestras cuentas de la vida si todavia no lo hemos hecho, balance de perdones, rencores, hipotecas, impuestos al día...
Y cuanto antes elegir vivir el presente en paz con uno mismo y con los demás.

miércoles, 21 de mayo de 2008

Un tour guiado por nuestro cuerpo

Tara Parker-Pope, escribió en el New York Times una serie de artículos muy interesantes sobre cómo cuidar nuestro cuerpo para los tiempos que se vienen. He aquí un resumen traducido:

Nos duele la espalda, o vamos demasiadas veces al baño por la noche, o nos damos cuenta que hemos aumentado unos kilitos en los últimos años... Los cambios en nuestra salud son inevitables con el paso del tiempo. El doctor nos dice que focalicemos en los puntos básicos: alimentación balanceada, ejercicios físicos y controlar el colesterol junto con la presión sanguínea. Pero ¿hay algo más que necesitamos saber para mantenernos saludables con el paso de los años?

En esta serie de entradas pondré a disposición un tour de la cabeza a los pies para aprender lo mejor de la ciencia médica para cuidarnos nosotros mismos.

¿Cómo puede una mujer disminuir el riesgo de cáncer de mama? ¿Cuál es el camino para que la piel luzca lozana? ¿Cómo podemos cuidar nuestros músculos, huesos y articulaciones? ¿Cómo mantener el cerebro activo o disminuir la hinchazon de los pies? Esto y más para atrevernos a ser responsales de nuestra salud, disminuyendo los riesgos de enfermar.


Pensemos en nuestros pobres pies...



El promedio de las personas caminan el equivalente de tres veces alrededor de la tierra en su vida, es un enorme uso de los 26 huesos 33 articulaciones y más de 100 tendones ligamentos y músculos que componen el pie. Los dolores suelen aparecer con más frecuencia a partir de los 60, pero ya los padecen algunos a partir de los 20. La mayoría cree que esos dolores forman parte del envejecimiento y lo aceptan, sin intentar nada al respecto. Las dolencias más comunes después de los 50 es la artritis en las articulaciones, cayos, y el estiramiento de la articulación del dedo gordo.

¿Tiene Usted sobrepeso? La fuerza de su pie es acerca de 120% de su peso. La obesidad le provoca una gran cantidad de stress a la estructura de soporte del pie, concretamente empeora el dedo de martillo, y provoca inflamaciones.

¿Es Usted diabético? Estando muy alejado del corazón, los pies pueden ser la primera parte del cuerpo en manifestar complicaciones, como mala circulación o disminución de la sensibilidad. Los diabéticos deben examinar sus pies anualmente y usar zapatos que no les rocen ni aprieten.

¿Tiene mala circulación? Si Usted tiene problemas con la circulación, racimos de venas en las piernas, sus pies están más expuestos a tener problemas. El fumar contribuye a la mala circulación.

¿Han tenido sus padres problemas recurrentes con los pies? La historia familiar, otorga una llave para detectar problemas potenciales.


¿Tiene pie plano o arco alto? Eso también pone al pie en riesgo, tiende a producir tendinitis y artritis. Las plantillas pueden colaborar para aliviar. Con el arco alto puede colaborar el uso de zapatos blandos que absorban el shock. Si tiene articulaciones laxas, el trabajo del pie es más arduo y puede producir daño. Conviene usar zapatos que contengan bien el pie.

¿Cambió su número de calzado? Más del 50% de los hombres no recuerda la última vez en que tomó la medida de su pie, y es muy común que el tamaño varíe a medida que pasan los años. Si tiene molestias al caminar, verifique si son los zapatos adecuados.

¿Usa tacos altos? Ellos concentran la fuerza en el talón, contribuyendo a formar dedo de martilllo, hematomas, problemas de tono muscular. Se sugiere tacos no muy altos, o su uso esporádico.

¿Sus pies no ven la luz del dia? Los hongos se desarrollan en un medio cálido y oscuro, los polvos antihongos ayudan, pero no deje de airear sus pies todos los días.

¿Ha visto un pedicuro? Puede traerle alivio en las zonas sensitivas.

¿Consultó a un reflexólogo? La reflexología, técnica milenaria, colabora mucho no solo en el bienestar del pie sino en el del todo el cuerpo ya que todas las terminales de los órganos, están allí.

¿Usted camina? Poner más kilómetros en sus pies es la mejor manera de ejercitar los músculos y mantenerlos saludables.

lunes, 19 de mayo de 2008

Mi querido tío cumplió 90 años


Las bondades de la longevidad son muchas y esta celebración valió la pena!
Se fijó el punto de encuentro en la casa de su hijo que vive en Suiza. Desde hace tiempo planificábamos con mi hija participar de semejante celebración, aunque no es nada fácil viajar desde Argentina, no sólo por lo económico sino especialmente por encontrar ambas el tiempo para hacerlo.
Cerramos los ojos... y allí estuvimos.
No paramos de hablar, no sé si porque somos mujeres, o porque el encontrarnos con el tío, primos, sobrinos, amigos era la oportunidad de ponernos al día en una cadena familiar, que de hecho sigue creciendo y uno de los nietos no viajó porque esperaba la llegada de su primer hijo en la misma fecha.
Le agradezco a mi tío, que mas allá de sus cuarenta años vividos en Angola, siempre llevó en su corazón cada uno de los hilos de aquellos que emigraron a distintos países. En mi caso fue su tía - mi abuela Benedicta - a la que no solo enviaba cartas con noticias, sino con dinero, que tanta falta le hacía con seis hijos pequeños. Luego vinieron sus viajes para visitarnos y así quedamos como tejidos al crochet en la trama familiar.
Antes de apagar sus velitas me hablaba de sus deseos de seguir viajando. Si bien son difíciles…aeropuertos, traslados, demoras y en parte por esto la gente tiende a postergarlos para mejores momentos, pero él sugiere que a los buenos momentos hay que crearlos. No vienen solos. Y este era uno.
Brindamos en muchos idiomas, aunque todos provenimos de esa pequeña Aldea Velha en un rincón de Portugal.


¡Bendita longevidad que nos dio tiempo para vivenciar y agradecer este encuentro!




viernes, 16 de mayo de 2008

El tiempo de los viejos es mas lento

Cuando programamos acitividades con un viejo querido debemos tener en cuenta que el ritmo y la velocidad de ellos es menor. No es habitual que tengamos en cuenta esto, porque la actividad la programa en general el familiar de mediana edad, como fue en mi caso cuando después de un almuerzo salimos del restaurant para dirigirnos a tomar el tren que nos llevaria de regreso a casa.
Quizas demoramos la despedida, porque no ibamos a volver a vernos en mucho tiempo así que esperamos hasta el ultimo momento, pero ¡Zas!... Nuestra querida tia de mas de noventa, criada en Europa entre carros y caballos no concebia ninguna despedida si no era en el anden de la estación a la vieja usanza.
Conclusión: ¡perdimos el tren! ya que caminar al estacionamiento, escaleras mecanicas, pasillos... fue demasiado.
La pregunta es ¿fue ella la responsable de la demora? ¿o nosotros seguimos sin darnos cuenta que la vejez tiene otro ritmo, y otras expectativas?. Las despedidas por ejemplo son de un matiz diferente.
Es bueno ser concientes de esto, no solo para no andar a los apurones sino para ir vivenciando ese "tiempo lento" de la vejez, el cual tiene muchas riquezas ocultas.

viernes, 9 de mayo de 2008

Una nueva manera de festejar los cumpleaños

La médica y escritora Marlo Morgan cuenta lo siguiente de su estadía con un grupo de aborígenes de Australia en su libro Las Voces del Desierto: Cuando les hablé de nuestras fiestas de cumpleaños, me escucharon atentamente, les conté del pastel de las canciones, de los regalos y de la nueva vela que se incorpora cada año
-¿Para que lo hacéis?- me preguntaron -Para nosotros la celebración significa algo especial. Pero no hay nada especial en hacerse viejo. No exige ningún esfuerzo. Ocurre, simplemente.
-Si no celebráis que os hacéis mayores- dije yo -¿entonces qué celebráis?
-Que nos volvemos mejores- fue la respuesta. -Sólo lo celebramos si este año somos personas mejores y más sabias que el año pasado. Sólo uno mismo puede saberlo, así que eres tu quien debe decirle a los demás cuando ha llegado el momento de celebrar la fiesta.
------------------
¡Así que este año he decidido evaluar si mis sesenta vienen con celebración o sin ella!
(Foto de stOOpidgErL)

jueves, 8 de mayo de 2008

Nuestro cerebro necesita gimnasia

El siguiente artículo fue publicado en la Revista Mercado de Argentina. Tiene interesantes recursos para ejercitar el cerebro, por lo que aquí agregué los links.


A medida que la generación de los "baby boomers" en EE.UU. va entrando en la tercera edad, crece entre ellos el temor generalizado al Alzheimer, o sea, al debilitamiento paulatino de la función cerebral. Los médicos recomiendan la gimnasia mental.

Cuando David Bunnell, un editor que vive en Berkeley, California, fue hace algunos años a Federal Express a enviar un paquete, de pronto se le hizo un blanco mientras llenaba el formulario. "No podía recordar mi dirección," dijo Bunnell, 60 años, con voz horrorizada. "Sabía dónde vivía y sabía cómo llegar pero no sabía la dirección".
Bunnell es uno de los tantos millones de baby boomers que están tropezando con señales, a veces graciosas y otras no tanto, que acompañan la declinación de la agudeza cerebral: el nombre de un gran amigo que de pronto se desvanece de la memoria; la desesperada búsqueda de los anteojos para terminar descubriendo que los tenemos montados en la cabeza; la botella de la leche sacada de la heladera y guardada en la alacena.
"Probablemente sea uno de los aspectos más temidos de los cambios que sobrevienen cuando envejecemos," dice Nancy Ceridwyn, directora de iniciativas educativas de la American Society on Aging. "Somos lo que recordamos. Si perdemos nuestros recuerdos perdemos la base de quiénes somos."
Pero paralelamente, hay en la actualidad cada vez más pruebas que afirman que el cerebro contiene más plasticidad de lo que anteriormente se creía. Tanto es así que mucha gente está tomando el asunto en sus manos y hace ejercicios mentales para evitar el deterioro neuronal.
La decadencia del cerebro, o el miedo que produce, han dado lugar a toda una mini industria de productos contra el envejecimiento mental, que va desde los suplementos dietarios como la coenzima Q10, el ginseng o la bacopa hasta los productos computarizados.
Está el Nintendo Brain Age 2 (US$ 19,99) un videojuego con simples ejercicios matemáticos y de memoria; el Posit Science (US$ 395), que contiene ejercicios cognitivos y conductistas; el MindFit es otro que combina evaluación cognitiva de habilidades con un régimen de capacitación personalizada sobre la base de esa evaluación. Y, por alrededor de US$ 10 a la semana, los boomers interesados se pueden suscribir a páginas web como Lumosity y Happy-Neuron.com, que ofrecen una variedad de ejercicios para el entrenamiento cognitivo.
Podría decirse que hay razones para preocuparse. No hay un test definitivo para detectar la enfermedad de Alzheimer. Los médicos se apoyan en síntomas para hacer su diagnóstico y la mayoría piensa que para el momento en que aparecen los síntomas, el daño cerebral ya es amplio. Para el año 2050, según la Asociación Alzheimer, entre 11 y 16 millones de estadounidenses tendrán la enfermedad. (Leer el artículo completo)

lunes, 5 de mayo de 2008

Origami




Por qué practicar Origami:
  1. Ayuda a desarrollar la destreza, la exactitud y la precisión manual.
  2. Mejora los niveles de concentración.
  3. Es muy útil en la comprensión de la geometría y las matemáticas en general.
  4. Permite desarrollar la creatividad.
  5. Ayuda a medir el grado de coordinación entre lo real y lo abstracto.
  6. Brinda momentos de esparcimiento y distracción.
  7. Fortalece la autoestima a través de la elaboración de creaciones propias.

El origen del arte del origami se remonta al llamado período Heian que comprende los años 794 y 1183 en el Japón. Durante esa etapa Japón rompe relaciones con China y cierra la puerta a todos los extranjeros.
Los eventos culturales quedan en manos de las damas de honor, que con gran refinamiento y concentración hacen surgir los primeros plegados de origami.
Cerca del año 1000, Murasahi Shikibu escribe La Historia del Príncipe Genji en la que describe los magníficos tipos de papel en los que se redactaban las cartas de amor y las poesías. En su relato, Shikibu rescata particularmente la forma extraordinaria significativa y delicada en que eran plegados los papeles. En las cartas no sólo era importante el contenido y el papel, sino la manera del plegado que era elegido según la ocasión. (Para más información, ver Historia de la Papiroflexia)
En América del Sur quien introdujo el origami en la década de1930, fue el escritor español Miguel de Unamuno, se tomo en serio el hacer "pajaritas de papel" y publicó varios libros de plegado.
Actualmente existen una infinidad de teoremas relacionados con el doblado de papel, muchos de los cuales han desarrollado nuevos conceptos, como por ejemplo en la topografía .


¡A comprar papel y practicar para que la longevidad nos encuentre preparados!

sábado, 3 de mayo de 2008

Aviso para todos los Adultos Mayores: Se empieza a envejecer...

Cuando uno deja de moverse y la inactividad le hace vegetar
Cuando uno deja de aprender porque cree que se lo sabe todo.
Cuando uno deja de amar y empieza a padecer de la soledad del corazón.
Cuando uno de participar como ciudadano y como persona.
Cuando uno deja de reir y el malhumor está cada vez más presente.
Cuando uno pierde el interés por lo que le rodea.
Cuando uno deja de tener ilusiones y meyas por las que esforzarse.
Cuando uno está cada día más aburrido y desmotivado.
Cuando uno asume la jubilación como un descanso mal entendido.
Cuando uno empieza a pensar que ya no vale para nada.
Cuando uno entra en vía muerta y piensa que está de más.
Cuando comienza a estar morbosamente preocupado por su salud.
Cuando uno se siente marginado y olvidado por los que demás.
Cuando uno vive cada día más aislado como el caracol en su caparazón.

(Entrada publicada en DeMayores.com por José Luis Jordana Laguna: Gracias José Luis!)